jueves, 1 de julio de 2010

Caras vemos, blogs no sabemos

Hay ciertas circunstancias que conlleva esto de los blogs. Una de ellas, es la de convertirnos en una especie de ‘personaje’. El que esté o no alejado nuestra realidad, depende más de nuestro subconsciente, que de un plan preconcebido. Con la escritura, quienes estamos inmersos en éste juego del bloggeo, dejamos asomar parte de nuestra alma al exterior; incluso aquella que casualmente ocultamos con recelo, busca cualquier pretexto para burlonamente, manifestarse entre nuestras líneas.

El bloggero vive intranquilo, si se quiere por nimiedades, pero se sufre. Cuando no es la falta de ideas; es la carencia de tiempo; la ausencia de lectores o la imposibilidad para decir lo que se quiere, como se quiere. Y así se va por la vida, padeciendo dolores que pocos perciben pues en el mundo real, nuestros problemas son superficiales. ¿Cuánta gente, de los millones que caminan por las calles de esta ciudad, son bloggeros?... un montón, supongo, ¿cuántos de ellos se cruzan al pasar sin percibir que pertenecen a la mismo tribu? unos cuantos, a lo mucho. Somos una especie en peligro de extinción con cierta tendencia para hacernos pasar por superhéroes. ¿Cuántos bloggeros no andan en la calle haciéndole a Clark Kent, Peter Parker o Bruce Wayne?

Desconocidos en la calle, medio conocidos (o al menos comprendidos) en el mundo virtual. Yo mismo soy un claro ejemplo. Seguramente, de no ser por ‘El Incomprensible Mundo de Gabriel Revelo’, varios de mis lectores ni siquiera me dirigirían la palabra, les parecería feo, aburrido y hasta tonto. Pero en mi blog (y en mi twitter otro poco), las cosas cambian un poco. En mis dominios bloggeros soy lo más parecido que puedo a lo que quiero, puedo mostrarme interesante, valiente, desfachatado y cuanta cualidad se me ocurra porque es mi blog, y… no tengo que decir la verdad.

Salvo algunos familiares y amigos, vivo mi vida sin que nadie sospeche a que dedico mi tiempo libre. Ya sé que exagero pero no me importa: me siento superhéroe.


Parker le confiesa su secreto a Kent

La probabilidad de que un bloggero encuentre casualmente a otro y lo identifique no es muy alta. Rostros van y vienen sin que haya un método efectivo que nos diga quién sí y quién no es como nosotros. A veces, ese otro colega se encuentra tan cerca de nosotros que cuesta creer que pudiera pasar desapercibido. Así acaba de pasarme con un primo hermano que afortunadamente, salió del anonimato.

Su identidad secreta es Luis Gabriel González Sayago, aunque su blog lleva por nombre 'Ni4 (Nothing is For Ever)'. Casualmente, cuando vi que mi primo comentó en mis dos últimas entradas y que firmaba con una cuenta de Blogger no me aguanté las ganas de ver sí de casualidad era autor de algún blog. El resto es muy simple: quedé maravillado. Devoré los 5 textos que ha subido y quedé con la boca abierta. Ni un mes de vida tiene su espacio y éste ya cuenta con un estilo propio. Me recuerda mucho mis inicios pero a diferencia de mi, Luis sí es bueno. Confieso que me da envidia que esas entradas no sean mías. Innumerables veces he convivido con él sin saber que sus alcances y talento para escribir fueran tales. Visítenlo, tiene una claridad sorprendente.

Ahora somos dos bloggeros en la familia. Es bueno no estar solo y más aun saber que podré leerlo cada que quiera y verlo en la próxima reunión familiar como si nada hubiera pasado. Me voy a caminar… ¿con cuántos como yo me toparé sin saberlo?

5 comentarios:

El Xhabyra dijo...

Asi pasa, yo en algunos eventos de aqui de mazatlan, me he encontrado con al menos tres bloggers, y ellos ni en cuenta, pero pues yo si los ubico :)


xhaludos! gabriel

drneon dijo...

La vida digital tiene bastantes asegunes. En mi experiencia personal me he topado con impresiones variopintas al conocer personalmente a gente que escribe en blogs.

La gente con menos pretenciones literarias suele ser muy transparente respecto a lo que escribe. Por ejemplo, he conocido amigos motociclistas que en su forma de escribir sus relatos y crónicas de viajes dejan mucha entraña de quienes realmente son.

En contraste, cuando conocí a ciertos miembros de un blog colectivo de corte literario en el que me invitaron a participar, me topé con la certeza de que las divas de la blogósfera son aún más pedantes que los divos literarios.

Contrario a lo que escribes, a mi me parece que tienes mucho talento y sobre todo muchas ganas de trascender del medio bloggero a la letra impresa. Constancia y talento son los dos elementos esenciales para poder disfrutar esto de escribir y me parece que tu cuentas con ambas.

Un abrazo carnalito

Luis Gabriel González Sayago dijo...

No pues, que te puedo decir. Muchas gracias, viniendo de ti es muy grato. Gracias, y le voy a echar ganas; se que tengo errores gramaticales y ortograficos pero mejorare.

Gracias,

gabriel revelo dijo...

xhabyra: tú eres un claro ejemplo de mantener una identidad secreta en el mundo real. debe ser divertido.

pedro: como siempre, gracias por tus inmerecidos elogios. no sé bien como funcione esto de los blogs, pero sé que hay gente enormemente valiosa y que ofrece su amistad sin dudarlo. tú eres el mejor ejemplo de buena persona y talento puro. un abrazo.

gabriel revelo dijo...

luis: sólo no dejes de escribir, esto de tener un blog es una gran terapia... una maravilla.