lunes, 31 de agosto de 2009

El día que México bailó en honor a Michael Jackson


Aunque a final de cuentas no fue uno, sino dos… y había que estar ahí.

Monumento de la Revolución, 29 de agosto de 2009…

Por más de un mes miles de mexicanos esperábamos esa fecha que cristalizaría lo que empezó con una simple iniciativa en Facebook: bailar Thriller en la Ciudad de México, en honor de Michael Jackson. En un principio el lugar sería el Zócalo Capitalino, después la sede se cambió al Monumento a la Revolución. La propuesta fue tomando tanta fuerza que las decenas de inscritos vía electrónica pasaron de cientos a miles con una rapidez impresionante.

La disparatada idea me sedujo desde un principio. Lo más pronto que pude me inscribí por medio de mi cuenta de Facebook y comencé a participar en varios de los muchos ensayos programados en diversos horarios y zonas de la ciudad. Quienes me conocen saben que tengo dos pies izquierdos, y que a mí, el baile no se me da ni tantito. Supongo que por eso muchos se mostraron sorprendidos al enterarse que mi plan era aprenderme la coreografía de Thriller para llevarla a cabo en un evento masivo, comentarios como ‘pero es que no te imaginó haciéndolo’ ó ‘de verdad vas a bailar, pero a ti eso no te gusta’ fueron constantes durante las últimas semanas. Y aunque en efecto, no sé ni me gusta bailar, el agradecimiento y amor que desde mi niñez le he tenido a Michael me hacía derrumbar mis propias barreras. No sólo me aprendería una coreografía complicada, sino que asistiría a cuanto ensayo me fuera posible con el fin de perfeccionar mis pasos y rendir un tributo como se debe.

Así eran mis días. Ensayos en la Alameda Sur, en el Monumento a la Revolución y en un Cinemex de Iztapalapa. Practicar por mi cuenta cuando nadie me veía. Dejar de lado mi amado blog, la novela con mi abuelo y demás compromisos. Llegar cansado, asoleado, deshidratado. Imaginar cómo sería ese momento. Cuando me di cuenta, todo a mi alrededor era ‘Thriller’. Después se dijo que se intentaría romper el Récord Guinnes de personas bailando la terrorífica canción de Jackson, pero para ser sincero, eso nunca tuvo tanta relevancia como el mostrar que a pesar de su muerte hace dos meses, Michael sigue vivo en el corazón de sus fieles seguidores. Había que hacer, eso sí, algo grande para que el mundo entero se diera cuenta de que en México la Jacksonmanía está más fuerte que nunca.

El día finalmente llegó. Sábado de hacer guardia en el trabajo y salir antes de la una de la tarde. Llegué a casa, comí lo que pude y después de cambiarme salí rapidísimo junto con mi hermana y mi primo Luis. Llegar hasta el lugar fue todo un show debido a la fuerte lluvia que provocó que el Metro avanzará muy lento. Finalmente ahí, la explanada del Monumento a la Revolución ofrecía un paisaje único y probablemente irrepetible: Miles de personas abarrotando la zona, ataviados como el Rey del Pop, disfrazados de zombis; con posters, imágenes, pancartas, playeras con la imagen de Jacko… Entonces comenzó la aventura por ingresar a la zona de baile. Nos registramos (yo fui el 7776) e inició el calvario. Supongo que la organización se les fue de las manos a las autoridades que no esperaban tal afluencia de personas. Llegó un momento en el que la plancha del Monumento no cabían. Gente con niños, carriolas y una idea nula de la coreografía ocupaban el espacio de quienes sí se la sabían y apretujaban el espacio, impidiendo la correcta ejecución de los pasos de baile. La hora del récord estaba fijada a las 7 de la noche, pero la multitud y la amenaza de lluvia hizo que todo se adelantara para las 6.






Bailé como pude. Decían que el récord se había roto con más de 13,000 personas bailando, aunque el lugar había unas 50,000. Después cantamos ‘Heal the World’ y las mañanitas para el gran Michael que ese día cumpliría 51 años. Prosiguió una de las fiestas más bellas a las que he ido. Música, bailes, todos los asistentes conviviendo y haciendo el mejor de los esfuerzos por hacer aquel momento inolvidable. Fue mágico… no hay palabras.




Ángel de la Independencia, 30 de agosto de 2009.

Paralelo al evento de ‘Yo sí bailo Thriller’, se organizó ‘México baila Beat It’, cuya dínamica consistía en bailar ‘Beat It’ en el Ángel de la Independencia. No asistí a ningún ensayo pero como no quería perderme está celebración decidí ir como espectador. No pude resistirme. Antes de las 12 (hora pactada para el baile final) me integré a los ensayos y muy pronto dominé los pasos del nuevo baile. De nuevo bailé… De nuevo fue una experiencia única. Otra vez la multitud se entregó con todo su amor a la memoria del mejor artista de todos los tiempos. Niños disfrazados, gente llorando, portando orgullosos cualquier distintivo de la leyenda.



Así pasó mi fin de semana inolvidable. Bailé a pesar de ser yo. Comprobé que el autor de 'Billie Jean' sigue ejerciendo una maravillosa fuerza sobre la humanidad que ayer se desbordó en celebrarlo. La India, China, Perú, España, Francia, Inglaterra, México. Feliz Cumpleaños Michael, se que dónde éstas seguramente estás sonriendo. Te quiero.

6 comentarios:

Jessie dijo...

Ja! sí supe eso.

Un portavoz de la Tierra en el Sur de Céfiro llegó con la noticia de que todos en el norte de la Tierra bailaron por horas el Thriller.

Ojalá y en Céfiro hubieramos hecho eso.

Ya qué le voy a hacer.

Y eso es lo que quise decir, que estabas sabroso, sorry, no encontraba la palabra.

Entonces si sos feliz así, así te quiero.

SYD

Atentamente:
Jessie, la primera (EEAA!!! UUUU!!!)

Anónimo dijo...

Por fin!!! Desde el domingo estoy entrando a tu Blog, esperando leer esta entrada :-)Lo único que falta para hacerla perfecta es un video tuyo en los ensayos o alguna evidencia de tus nuevos pasos de baile.
Besos, tu fan

Dely

--=Maverick=-- dijo...

si ha de haber estado chido pero que huevaaa estar entre esos miles de millones de personas y que ni te veas! chale...

prefiero unas cahuamas bieen frias "pa la calorrrr"

gabriel revelo dijo...

jessie: me alegro que la noticia haya llegado hasta céfiro. de verdad, la experiencia fue irrepetible.

deli: un video como tal no hay, pero en el próximo post habrá unas fotos mias de aquel día.

maverick: ja ja ja, aunque el sábado se antojaba más un café por el frío. ¡saludos!

oscar dijo...

Q tal mi gabriel...

Comparto la idea de poder ver tus dos pies izquierdos acompasados pero de seguro con mucho felling.

Como no te vi, para poder llevarte al escenario y que tooodo México se enterara, tal vez para su primer aniversario luctuoso.

Que bien por las ganas y el animo.
Saludos!!!

gabriel revelo dijo...

óscar: hombre, de haber sabido... será para la próxima jejeje. gracias a ti por la visita.