viernes, 29 de junio de 2007

Puerto Vallarta, a la distancia

Yo quería que ese puerto tuviera historia.
Que en el viento se dibujara una flor, y que mis ganas de pensarte en la tormenta de la timidez la deshojaran en mil pétalos de brisa marina.
Ella, descarada acariciaba tu rostro.
Quería una gota de arena salada posándose en tus labios. Matándome de envidia, inquietándome.
Masoquismo de inocencia, eso es lo que quería.
Puerto Vallarta eras tú.

Vallarta es tu mirada aun de niña reflejada por última vez en la mía.
Es un abrazo que nunca di pero que me sacudió las entrañas.
Puerto que se nubló cuando me falto el valor de acercarme y decirte que te amaba.

Porque estabas cerca. Y quizá esperabas que te dijera algo.
Que explicara esa carta que un día te escribí y cuyo contenido nunca sustenté con acciones.
Esperabas que yo estuviera a la altura de las letras,
esas que torpemente plagie a escritores de verdad.
Esperabas que no esperara más por ti. Esperabas algo.
Algo menos silencio.

Estas playas no son para los cobardes.
Existen para el amor y no para la individualidad de la indecisión.
Para aquellos que callan un amor el destino les castiga con la diaria proyección de un millón de hipotéticas posibilidades que, por tontas, se suicidan antes del alba.

Hay veces que a la vida no se le antoja ser color de rosa.

Los puertos son así, breves.
Después, todo el camino de regreso, y una vida, para pensar en tu ausencia.
Otra vez, tengo tiempo de sobra.



Gabriel Revelo – Junio 2007
(aunque debió haber sido escrito en junio del 2000)

4 comentarios:

Karen dijo...

vale muy lindo...xD

Gonzalo Del Rosario dijo...

"Es un abrazo que nunca di pero que me sacudió las entrañas"

Si el poeta no viviera enamorado . . .

Pamela dijo...

Porque estabas cerca. Y quizá esperabas que te dijera algo.
Que explicara esa carta que un día te escribí y cuyo contenido nunca sustenté con acciones.
Esperabas que yo estuviera a la altura de las letras,
esas que torpemente plagie a escritores de verdad.
Esperabas que no esperara más por ti. Esperabas algo.
Algo menos silencio.
....no muchas esperamos palbras , preferimos acciones apuesto que un beso profundo lo hubiera dicho todo .

Ricardo Calderón Inca dijo...

Esperabas que yo estuviera a la altura de las letras,
esas que torpemente plagie a escritores de verdad...
VAYA QUE LAS PALABRAS SE LAS LLEVA EL VIENTO HERMANO!!!