sábado, 23 de junio de 2007

Diplomacia vs Costumbres


Voy a ponerme diplomático y no sé que postura tomar. Resulta que hace una semana, dentro del reality show ‘Big Brother’ en Australia se celebró una fiesta mexicana. Los habitantes de la casa se vistieron de charros, comieron platillos nacionales y tuvieron varias dinámicas referentes a México.

Todo iba muy bien: los sombreros de charro, la música, el picante. En sí, la idea era buena y no hubiera pasado de ser una simple anécdota si a los productores no se les hubiera ocurrido usar la bandera mexicana en uno de los juegos. En dicha actividad, dos habitantes protegían el lábaro patrio del ataque que por medio del lanzamiento de varios globos con pintura roja de parte del bando contrario. Obviamente la bandera quedo mojada y manchada.

Indignados por lo que vieron en televisión, varios mexicanos residentes en Australia enviaron cartas de protesta a la embajada mexicana. Las autoridades del consulado mexicano en Australia decidieron mandar las imágenes a la Secretaria de Gobernación en México y a partir de ahí, el asunto se ha vuelto un escándalo, a tal grado de que el Gobierno Mexicano envió un comunicado al gobierno Australiano exigiendo respeto hacia nuestra bandera.

Y es que en México los emblemas nacionales siempre se deben tratar con un profundo respeto. Cualquier falta de respeto al Himno Nacional, Bandera o Escudo Nacional está seriamente penado por la leyes y constitución mexicana. Estos valores uno los aprende desde los primeros años de educación de manera tan efectiva, que basta cualquier ‘falta de respeto’ para encender los ánimos de la población.

Las imágenes de aquel juego en Big Brother Australia que han causado tanta polémica a nivel nacional han sido transmitidas hasta el cansancio, y no hay medio de comunicación en el que no se haya debatido el tema. En general, la opinión es de una condena absoluta y a todo el asunto no se le da más calificativos que el de una ‘burla de mal gusto’.

Endemol (empresa productora de Big Brother) ya mandó disculpas alegando que aquella penosa situación no se volverá a repetir y que la ‘fiesta mexicana’ no tenía otro objetivo que el de homenajear a México y a su ‘vibrante cultura’. A pesar de la disculpa, la sociedad sigue muy disgustada. Y es aquí dónde empiezo a dudar.

Para ser sincero, la primera vez que vi la imagen en el noticiero de la mañana sentí enojo y hasta rabia. Como comenté líneas arriba, desde niño me he acostumbrado a ver en los símbolos patrios la grandeza e inmensidad de mi patria. El sentir ese respeto me llena de orgullo. Como dice la canción ‘si alguien la mancilla, le parto el corazón’. Por eso, ver como en otro país se divierten a costa de ellos es algo que en ese momento me disgusto. Precisamente porque estoy acostumbrado al respeto.

¿Qué pasa entonces cando en un país como Australia, la población está acostumbrada a traer la bandera en la ropa, lápices, calzones, gorras y demás?. Es muy de los países anglosajones (sobre todo los que forman parte del Reino Unido) jugar así con sus símbolos patrios, y aunque yo lo vea raro, para ellos es de lo más normal.

Sé que cualquier bandera debe de ser tratada con el mayor de los respetos. Ahora mismo no me imagino llenando de salsa de tomate la bandera de ningún país. Diplomáticamente no sería correcto.

En cambió, las costumbres cambian continuamente. Cada región no ya del mundo, sino de cada país es diferente. Podemos culpar a los australianos por no haberse informado y faltarle al respeto a las leyes mexicanas, pero no creo que podamos hacerlo por mal intencionados. Ellos hacían lo que para ellos es normal. Una costumbre sólo puede ser cambiada al entrar en conflicto con otras. Quizá los australianos se la piensen mucho más la próxima vez que quieran usar algún otro símbolo o bandera extranjera, y eso, en términos de respeto, es lo rescatable del asunto.

El tema seguirá dando para mucho. Yo, por lo pronto, cada que veo las imágenes me indigno menos, aunque eso sí, ver mi bandera manchada de rojo en medio de un juego bobo es algo que jamás veré con normalidad. Ahora, si ya nos pidieron disculpas ¿qué más queremos?. Los mexicanos somos así, sentidos por naturaleza. En ese sentido nos parecemos a esas novias a las que no basta unas flores y un poema para contentarlas.

Como sea. La ofensa fue grave pero sin mala intención. Ya nos pidieron disculpas. Deberíamos aceptarlas. No es bueno andar por la vida cargando rencores.

5 comentarios:

Jorge Atarama dijo...

La naturaleza nos enseña que no existen fronteras cuando nos hace sentir el vaivén de sus estaciones o el iluminar de los rayos de sol, pero en fin la sociedad de generación en generación nos ha creado la ilusión de ser únicos, nos ha puesto nombres, nos llena de orgullo y nos separa creando egos personales y colectivos que traen infelicidad. Pero comprendo el fenómeno y creo que respondería igual de indigno ante ese error, pero el corazón y la razón nos dice lo que nos refrescas al final de tu mensaje abriendo nuestra mente a la comprensión de las diferentes costumbres, expandiéndonos en nuestras conciencias y descubriendo que formamos parte de un mismo universo.

Gonzalo Del Rosario dijo...

Manya en Perú hubo un tiempo en que se solía salir a las calles con una batea llena de agua, detergente, javón y . . . a "lavar" la bandera.
Eso sucedió en la época en que el "Chino" Fujimori intentaba reelegirse por 3 vez (qué tal pendejada), falsificando firmas, asesinando y desapareciendo alumnos universitarios y periodistas, comprando congresistas de la oposición, los medios de comunicación, etc, etc, etc).
Por todo esto, la gente, sobretodo los artistas e intelectuales (y los sapos) salían a lavar la bandera en simbolizando que pronto "la corrupción" iba a llegar a su fin.
No fue así, pero por lo menos ahora podemos ver la televisión sin chantarnos cada 5 minutos los mítines del Chino Conchadesumadre.
Bueno, no creo que jamás vaya a quedarme tranquilo si la bandera de mi país es usada para mofarse en un show tan cojudo como Big Brother.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

La Concharra dijo...

Pues a mi molesto el todo, lo de la bandera como un hecho asilado lo hubiera disculpado, viniendo del programa basura que viene, pero el caso es que no saben nada de Mexico, de su historia y su cultura, recurrieron a lo mas facil y barato: zarape, sombrero de charro y nopales como escenografia. Dieron por buena la respuesta del quien dijo que Mexico se independizo de EU. Y luego para arreglar la ofensa se atreven a decir que intentan promocionar nuestra cultura…… “No me ayudes compadre”…Donde esta la responsabilidad y profesionalismo del productor, de la televisora…a ver nosotros vamos a decir que ellos son un planeta de puro chingao “terminator”...saludos y visitame, traigo algo chido...

Karen dijo...

Wauu!!! No sabia de esa noticia. Pero es razonable tu indignación, no pueden jugar así con un símbolo patrio.