martes, 25 de mayo de 2010

El Guardían entre el Centeno (¿el libro que incita a matar?)


Pocos libros en la literatura mundial están rodeados de tantos mitos como 'El Guardián entre el Centeno’, de J.D. Sallinger, escritor estadounidense fallecido recientemente. La razón es ampliamente conocida: está novela es la que Mark David Chapman, traía consigo al momento de asesinar a John Lennon, a las afueras del edificio Dakota, en Nueva York. Se dice, está obra fue la que inspiró el crimen.

Por si fuera poco, existen diversos rumores que ubican a ‘El Guardián entre el Centeno’, como el libro de cabecera de varios asesinos. Supuestamente algo tiene éste libro, que despierta y activa ciertos sentimientos psicópatas en quién lo lee. Teoría no comprobada pero sí ampliamente conocida por la cultura popular norteamericana. A tal grado ha llegado la fama de esta obra, que se dice, a todo aquel que compra éste libro en los Estados Unidos, es seguido por una temporada por el FBI.

Tomando en cuenta lo anterior, siento que escogí el peor momento para terminar de leer éste libro: A dos días de ir al concierto de Paul McCartney, uno de los dos Beatles vivos que quedan. La verdad es una coincidencia un tanto macabra, pero para su tranquilidad, no pienso volverme loco psicópata en los próximos meses. Por más que me identifiqué con varios capítulos, o que el libro me haya gustado, no creo que mi mente haya recibido algún código o clave extraña.

En sí, dejando de lado toda la parafernalia que lo envuelve, ‘El Guardián entre el Centeno’ es un clásico de la literatura anglosajona. Lectura obligada para los estudiantes, esta novela narra las peripecias por las que Holden Caulfield, el protagonista, pasa después de ser expulsado del colegio en el que estudiaba, decidiendo así pasar a solas unos días en Nueva York, antes de presentarse ante sus padres. Las cosas no son tan fáciles como en apariencia se supone. Holden siempre ha sido un alumno problema, con la mente llena de dudas y obsesiones que hacen que cada decisión o acción emprendida por él, sea analizada una y otra vez de manera casi enfermiza.

Sin importar que haya sido escrito en 1951, conserva su frescura y validez, además de un sentido del humor bastante norteamericano que, si bien cuesta trabajo entender, es ingenioso. La confusión de Holden Caufield y su forma de enfrentarse a la vida, con todo y apatía de por medio, es tan humana como las ganas inherentes de las personas a querer mandar al resto del mundo al carajo. Esta historia refleja todo lo que muchos adolescentes son: ideas confusas y maneras equivocadas y precipitadas de afrontarlas. Querer crecer por el ímpetu de cuanto antes, dejar de ser lo que somo
s. Aprender a golpes de la vida, a todos nos ha pasado, pero no con la intensidad que a Caufield.



Divertido y ameno, mi única queja es que la edición que leí (editorial Edhasa) es edición española, y varias palabras o muletillas a ratos le rompe el ritmo y sentido a la narración. Aun así, está novela debería ser devorada por todo aquel que en algún momento de su vida haya extraviado el rumbo, o en el peor de los casos, sentido que el mundo es su enemigo.

Veré a McCartney, espero no me den ganas de ser un Guardián entre el Centeno.

6 comentarios:

El Xhabyra dijo...

Varias veces me he topado con el titulo, nunca lo he leido.

sabes que con lo que escribes se me antojo mas leerlo en ingles. y como estoy en crisis economica, ahorita mismo me voy a buscarlo en pdf.

Espero en la proxima feria del libro encontrarlo, o mejor dicho recordar buscarlo

xhaludos Gabriel

El Xhabyra dijo...

ya recorde en que pelicula famosa se menciona este libro, si no me falla la memoria es en la de S7VEN

Fátima dijo...

Oyeee, muuuuuuuuuy interesante... Voy a comprarlo in inglich y vuelvo.

En cuanto a Sir Paul...im watching you ... ¬_¬

gabriel revelo dijo...

xhabyra: leelo, si no matas a alguien por lo menos te divertiras. tiene sus pasajes divertidos. no recuerdo la mención en seven. saludos!

fatima: compralo en inglés o en español, verás que no te arrepientes. ah, y no te preocupes, no maté a paul jejeje.

keiSha dijo...

Probablemente lo de "despertar instintos psicópatas asesinos" sea meramente pa' los gringos. O a lo mejor necesita unas cuantas releídas.
Ja, recuerdo que me hicieron la "prueba" de si tienes una mente psicópata y salí positiva....
Mejor lo dejamos en que no despertó nada y ya jeje

Saludos!

gabriel revelo dijo...

keisha: mejor no lo leas jajaja... o bueno, sí, al fin Paul McCartney ya se fue. saludos!