jueves, 15 de abril de 2010

Previo a realizar un sueño (Up and Coming Tour)


Hay imposibles que de repente se vuelven realidad. Sueños que de un día a otro se cristalizan. Así acaba de pasarme, o eso parece, porque la verdad todavía no me la creo. El caso es que si hace un mes alguien me hubiera dicho que hoy tendría un boleto para un concierto de Paul McCartney lo hubiera tirado de loco, y, pues que creen, que sí lo tengo.

Primero por la influencia de mi papá, y después por propia convicción, crecí escuchando a The Beatles. Más allá de su música, ideología, películas o carga cultural que el cuarteto de Liverpool trae consigo, aprendí a ver la Beatlemanía como un estilo de vida, como un mito emblemático que la historia de la humanidad se había encargado de crear. Sin embargo, crecí medio resignado a nunca escuchar alguna de sus endémicas melodías en vivo. Cuando hace poco, Paul McCartney (uno de los dos Beatles que aun viven) anunció que realizaría su última gira mundial y en ella no aparecía México, un pequeño sentimiento de frustración se apoderó de mi.

Entonces ocurrió el milagro. En plena semana santa un periódico publicó que McCartney visitaría México a finales de mayo, como parte de su gira ‘Up and Coming’. De inmediato el tema inundó Twitter y otras redes sociales. Días después Ocesa confirmaría la noticia y anunciaría las fechas de venta de boletos y del concierto mismo. Precisamente ayer comenzó la preventa. En un hecho sin precedente, los boletos se agotaron en menos de una hora, lo que se dice, es un récord en México.

No sé si fue la buena suerte, un milagro, o que el destino se empecina en guiarme hasta lo que de seguro, será una de las noches más memorables de mi existencia, pero alcancé a conseguir boletos. Quizá no sean los más caros o los mejor ubicados, pero demonios, ¡¡¡son para ver a un ex-Beatle!!! Llevó un día escuchando que “Fulanito” no encontró boletos o que “Sutanito” está desesperado porque se habrá otra fecha, y yo, bendito sea el cielo, tendré la oportunidad de escuchar en vivo esas canciones que con su ritmo, han hecho latir el corazón de diversas generaciones en el mundo entero.

Mi papá nunca pudo ver a Paul McCartney en vida. El próximo 27 de mayo a las 21:00 horas en parte cumpliré el sueño de ambos. A ciencia cierta no sé qué sentiré al escuchar ‘Let it be’, ‘Yester
day’ o ‘A day in the life’ en concierto, sólo sé que será inolvidable, fastuoso, épico… y muy Beatle.

6 comentarios:

El Xhabyra dijo...

e ira a cantar dance tonight?

XND dijo...

Yo si se que pasará.

Vas a llorar.

De felicidad,

=)

Gózalo Revel! =)

Delirio dijo...

Yo también ya tengo mi boleto y aunque no es el que deseaba, espero que sea un concierto memorable.

Besos!!

gabriel revelo dijo...

xhabyra: ¡esperemos!

johny: ah, ¡eso ni lo dudes amigo!

deli: ¡por allá nos vemos! sí, será memorable.

Macarena.~ dijo...

Gabriel, tienes mucha pero mucha suerte!, espero que lo disfrutes mucho! =)

P.S: Dile a Pablito que se pase por chile también porfa!

Que estés Bien!

gabriel revelo dijo...

maca: gracias por la suerte, yo le paso el recado a Sir McCartney. saludos hasta Chile.