miércoles, 20 de enero de 2010

Un clásico de nuestros tiempos: La Muerte de Superman



Íconos de una generación: cine, literatura, movimientos sociales, géneros musicales, programas de televisión, tecnología, arquitectura, moda… y comics.

A menudo se dice que las nuevas generaciones carecen de identidad, que ya todo está dicho, y que quienes vivimos nuestra juventud de los noventa a la fecha, contamos con muy pocos símbolos que nos identifican como contemporáneos. Probablemente esta sensación se deba a que pocas cosas han logrado impregnarse verdaderamente en el imaginario colectivo. Pareciera que todo se traduce en fugacidad, que lo breve permanece unos meses y después se pierde en la nada. Poquísimas cosas llegaron y nos dejaron una profunda huella en nuestra vida: la evolución del internet, el cine de Tarantino, la muerte de Juan Pablo II, Los Simpsons, el atentado terrorista contra las Torres Gemelas, etc. En esta categoría de clásico hubo un momento cumbre en la historia de los comics y que hizo que no sólo fanáticos, sino la sociedad en general volteara la mirada al universo fantástico de los superhéroes: la muerte de Superman.

Corría el año de 1993. A mis 10 años no me consideraba fan de los comics pero (más por la televisión que por las historietas) sí tenía una vaga idea de la historia de los héroes tradicionales como Batman, Superman, el Hombre Araña. Estos personajes se me dibujaban más como inmaculados, invencibles, incapaces de sufrir daño alguno. Por eso caí impactado la noche en la que un comercial me dejó sin aliento: la pantalla a obscuros, de fondo la música es una marcha fúnebre y en letras blancas se da la noticia de que Superman, el héroe más famoso del mundo ha muerto y después el famosísimo escudo sangrando. Quedé anonadado. De inmediato quise saber más al respecto, una noticia así era inconcebible. Una hora después, en el noticiero de canal 2 se dio la noticia y entonces comprobé que no había duda: el hombre de Acero había dejado de existir. Tenía que haber un error en esa impresionante campaña publicitaria que por lo menos, a todos les metía la curiosidad de leer el ahora celebre comic.

Días después me topé con la edición especial en español que Editorial Vid lanzó en México. Los 15 pesos que costaban los obtuve después de rogarle a un tío, a mi mamá y a mi abuela que me la compraran. Al tenerla en mis manos la sola portada me estremeció:



Devoré la historia en un día. Conforme pasaba las hojas me fui envolviendo en una aventura que poco tenía que ver con lo que conocía de antes. En ella, un monstruo salía de la nada, dejando muerte y destrucción a su paso. Cuanto ser vivo y poblado se cruzaba en su camino quedaba devastado. A esta extraña criatura se le dio el nombre de Doomsday. Cuando ni siquiera la Liga de la Justicia pudo detenerlo Superman acudió a su encuentro, comenzando así una épica lucha a lo largo de varios estados de la Unión Americana. Golpes intensos, un Superman herido y maltrecho como nunca se había visto, un rival imponente, Metropolis en ruinas, la angustia de ver que como quién se suponía indestructible daba todo por proteger al planeta. Recuerdo la sensación de leer las últimas páginas de esta historia y querer meterme dentro de la trama. Al llegar al final estaba en shock. Después de haber detenido a Doomsday en un estremecedor y definitivo golpe, y agonizar en los brazos de Lois Lane, Superman estaba muerto. Los dibujos finales eran dramáticos y catapultaron mi ánimo hasta la depresión e impotencia.

Dicen que Superman es uno de los héroes más planos y carentes de evolución. Sin embargo fue imposible que cuanto lector llegaba a la narración de su muerte sintiera cierto pesar y nostalgia. Superman encarnaba la lealtad y ganas de hacer las cosas bien y de manera justa. Su muerte de una u otra forma nos terminaba pegando el ánimo. Si se trató de un truco por activar las ventas o si la historia no era del todo buena, es lo de menos, lo que permanece en nuestra mente es el ver la caída de un mito y presenciar lo que jamás imaginamos.

Meses después aparecieron otras historias que fueron captando más la atención de aquellos que nos preguntábamos si todo había terminado. Ávidamente compré y leí ‘El Mundo sin Superman’ y posteriormente ‘¿El regreso de Superman?’. No era el único intrigado con la aparición de cuatro nuevos supermanes en la saga ‘El Reino de los Supermanes’, los cuatro decían ser el verdadero Hombre de Acero y haber vuelto de la muerte. Muchos de mis amigos de la primaria estaban atrapados con esta serie de comics que seguían innovando. Por supuesto no se me olvida que me creía Superboy y que como él usaba todo el día una chamarra de cuero. El verdadero Superman apareció y puso las cosas en orden. La explicación a su regreso me pareció coherente y bien pensada. No fue ninguna tomada de pelo, Superman realmente había muerto y por varias circunstancias irrepetibles volvió a la vida.


Un par de años después Superman tendría su revancha contra Doomsday en la edición especial ‘Superman/Doomsday Cazador/Presa’. En el último round conocimos el origen de Doomsday y su condición indestructible. Superman, con más inteligencia que fuerza se deshace de Doomsday (a nadie le consta, hasta ahora, que haya muerto) y pone punto final a esta serie de historias que nunca pasará al olvido.

Hace unos días mi amigo Julio consiguió la versión animada de ‘La Muerte de Superman’. La vi y me decepcioné, NO tenía nada que ver con el argumento original. Le hablé de la historia de los comics y quedó maravillado. Se los presté y los leyó en tiempo récord. Ese capítulo inolvidable sigue cobrando fanáticos y se confirma, cada día más, como un clásico de nuestros tiempos. Les di un vistazo, de nuevo me tiemblan las manos.

5 comentarios:

XND dijo...

Cómo olvidar la muerte de "El hombre de acero". Yo -como muchos otros adolescentes en aquella época- tuve mi volumen de ése épico tomo. Hoy día ignoro dónde está. =( Pero al historia, se quedó en mi mente.

Aunque, la verdad. No recuerdo (o más bien no me enteré) de cómo y porqué superman regresó de la muerte.

Será todo un misterio para mí.

P.D. ¿Sabes quien era ultra fan de ésos universos? Claudio Solares. Él seguro hasta se sabía cuántos y en dónde estaban los lunares de Superman, Spiderman, Batman y todos ellos.

¡Saludos!

El Xhabyra dijo...

Hola Gabriel,...

Que te puedo yo decir, Mi vida, se divide en dos etapas, antes y despues de haber leido ese especial de editorial VID que me mostraba la épica batalla y muerte de superman a manos de Doomsday.

EL giro que tomaron mi vida, mis preferencias, mis vicios, mi todo fue drastico y sorprendente en extremo.


lo lei una, dos, tres, diez, quince veces, y me impactaba siempre el ver el dibujo de los buenos derrotados y sobremanera el dibujo sin vida de un superheroe, pues hasta ese momento yo nunca habia visto morir a ni uno solo.


despues de tanto leerlo, y de adentrarme en el mundo del comic, descubri aquellas maravillosas bolsas que traian del extranjero, compre cientos je je je y ahi lo tengo hasta la fecha conservado en una bolsa especial, junto con los mismos cientos de comics de coleccion que adquiri en los años siguientes como consecuencia de aquella gloriosa epoca conocida como el BOOM del comic.

hasta hace ya casi 7 años que en otro giro del destino los deje de lado para dar paso a otros vicios no tan gloriosos ni sanos como el de aquellos años de "comiquero"

por cierto que aunque ya no estoy tan metido a fondo, hace unos meses me impacto (no tanto como hace años) enterarme sobre la muerte de BRUCE WAYNE, e igual no causo el boom del comic que ocasiono la muerte de superman

xhaludos Gabriel, y gracias por hacerme recordar a un xhabyra que hace ya muchas lunas no veimaos por estos rumbos de mi mente ;-)

El Tito dijo...

weeey a huevo con la muerte de superman... fue la onda, obvio lo tenía, obvio lo llevaba a la escuela...

lo recuerdo

gabriel revelo dijo...

jony: yo aun conservó mi ejemplar jeje- la teoría del regreso de superman es algo compleja y tiene que ver con asuntos de su cuerpo kryptoniano, con que su papá terrestre trajó su alma del más allá y con algunos factores más (el erradicador juega un papel importante)... la saga 'el reino de los supermanes' explica más o menos esto. y claro que claudio era muy fans, de echo solía tener muchas pláticas sobre el tema con él. acepto que también sé harta cosa de los superhéroes.

xhabyra: no sabía lo de bruce wayne... en seguida corró a buscar algo de información al respecto. sabes, yo también me volví asiduo a los comics después de ´la muerte de superman'. la manía me duró varios años y al igual que tú, consumí cuanta historieta se cruzaba en mi camino. aun conservo las mejores.

el tito: yo no lo llevaba a la escuela por temor a que se lo robaran, pero a cambio hacía figuritas de plástilina de los supermanes pa' jugar en el recreo.

crocs con calcetines dijo...

yo casi lloro con una edicion que salio de la muerte de superman hace unos cuantos años... Pero casi lloro por que la vi y me llamo muchisimo la atencion (me dije aaah cabron ahora superman ya se murio), pero por alguna extraña razon (creo que es porque no soy muy fan de los comics) no la compre... de 16 pesitos, a los pocos dias vi que estaba en $190 o algo asi.
Despues me entere por las noticias que a la semana ya valía mas de $1000