domingo, 10 de enero de 2010

Crónica de un milagro (o algo parecido) en Miramontes


Cerca de las 5 de la tarde del jueves 7 de enero, mi hermana Lucia Revelo salió a partir una rosca de Reyes con algunos de sus amigos de la universidad. Se llevó nuestro Chevy Monza 2007. Cinco horas después, ese mismo auto se impactaría contra un muro de contención y saldría volando.

Pasa que a veces la rutina se rompe de forma abrupta. Unos segundos bastan para ponernos contra las cuerdas y cambiarnos la existencia de forma abrupta. Se va por la vida pensando que cierto tipo de historias a uno no le pasarán. La mayoría de los mortales no repara en detalles así hasta que por ejemplo, se recibe una llamada telefónica mientras se prepara la cena.

Fue mi mamá quien después de colgar me dijo que mi hermana ‘acababa de voltearse bien feo’. Dejé las quesadillas en el comal, subí corriendo a quitarme la piyama y ponerme lo primero que encontré y salimos a toda velocidad en el otro auto. Veinte minutos más nos bastaron para llegar a la Calzada Miramontes (unos 500 metros antes de Churubusco) lugar del accidente. El escenario francamente era tétrico: patrullas, el Monza Azul desecho y lleno de humo, la lluvia fría cayendo y el concreto lleno de pedazos y piezas del vehículo. Es aquí cuando el cerebro comienza a maquinar historias y a presentarnos el peor de los escenarios. Por fortuna, en medio del caos ahí estaba ella en completa calma; con su estatura de menos de 1.50 y su complexión delgada, cuesta trabajo creer que se hiciera cargo de la situación y más aun, que se encontrara intacta.

La sensación de paz y tranquilidad al verla fue indescriptible. El auto destrozado o los daños materiales no importaban. Ver a mi hermana sana y salva era lo único que importaba en el universo. Después vino la brutalidad de ver la intensidad del incidente y comprobarla con la narración de mi hermana. Dice que después de partir la Rosca de Reyes se retiró a casa. Que iba a una velocidad considerable sobre Miramontes escuchando una canción de Panda, la intensa lluvia y la oscuridad le impidieron ver una barda de concreto que divide el camino para quienes quieren integrarse a Churubusco con dirección al poniente, y para los que quieren tomar la lateral (también de Churubusco) que los lleva al oriente. Impactó de frente con el muro y subió a él como rampa, debido a la velocidad e impulso el auto salió despedido, dio un par de piruetas en el aire y cayó de lado, sin por eso detenerse. Lucia relata que en esos instantes pensó que iba a morir. Nunca perdió el conocimiento. Metros más adelante el auto quedó en posición horizontal, llenó de humo. Otros conductores y varios peatones se acercaron al auto y lo voltearon. Ella salió por su propio pie. Inmediatamente marcó a casa y después al seguro. Entre varios hombres enderezaron el auto y lo cargaron a una de las orillas de la avenida para que los demás vehículos pudieran pasar. Decenas de veces mi hermana respondió a los presentes que estaba bien.

Después de oír su narración y ver parte del muro de cemento roto no encuentro ninguna explicación coherente de porque ella está bien. Accidentes menores han cobrado la vida de muchas personas y ver la fuerza de éste me desconcierta. La única explicación la recibo después, cuando mi hermana refiere que lo primero que vio frente a ella fue un rosario con la palabra ‘Jerusalem’ en la cruz. Ese mismo rosario que en abril pasado nos regaló el obispo de Catemaco y que trajo desde tierra santo y fue bendecido por el Papa y después por él al obsequiármelo. Ese mismo rosario que guarde meses en un cajón y que un día antes del accidente traje todo el día amarrado en la muñeca para después guardarlo en la guantera del auto.

Da clic aquí para ver el lugar del accidente.

Desconozco las leyes por las que se rige el cielo y a ciencia cierta, creo que en Dios pero acepto que no lo conozco bien. Para mí el destino es un misterio y detalles como la vida y la muerte escapan a mi entendimiento. Pero nadie podrá quitarme de la cabeza que el que mi hermana hoy esté viva y en perfectas condiciones es un milagro. Quizá mi papá que nunca nos ha abandonado a pesar de haber muerto hace casi 7 años, quizá mi tío que era el antiguo obispo de Catamaco, quizá Dios o quizá todos. De cualquier forma, esa fría y lluviosa noche de invierno no podía hacer otra cosa que agradecer el que mi hermana volviera a nacer.

Lo demás fue lo de menos. Llegó la policía y nuestro seguro. Los patrulleros querían llevarnos a la delegación por daños a la nación pero al ver que no les ofrecimos dinero se fueron. Una hora después llegó la grúa que se llevó nuestro auto. A mi hermana la llevamos a un chequeo y salvo unas raspaduras en las rodillas y una ligera contusión en el cuello, se encuentra en perfectas condiciones. Con medicinas y usar un collarín durante tres semanas quedará como nueva. El auto está en la agencia y tardaran más de un mes en entregárnoslo (si es que no es pérdida total). Pero eso ya poco importa.

Tres días después sigo convencido… los milagros existen. Gracias todos los que han estado al pendiente…

11 comentarios:

zocadiz dijo...

de verdad que la historia de tu hermana está impresionante!
verdadero milagro!!!!
nos leemos.

keiSha dijo...

Coincidencia, Dios o lo que sea... me alegro que a pesar de solo conocerte a ti por este blog y el gran amigo que los dos tenemos en común, saber q alguien tan especial para ti como lo es un ser importante y querido en tu familia haya recibido la bendición de tener otra oportunidad.
Las palabras sobran para dar gracias.
Y también para recordarte que (a pesar de todo lo anterior y lo que le quieras agregar). Puedes considerarme tu amiga y alguien a quien llamar si necesitas algo ;D
Saludos y que la recuperación sea pronta. Aunque lo mas importante esta ya hecho =D
Beso.

XND dijo...

Hola Gaby, mi mamá te manda saludos. La cito: "Aseriva tu narración y apropiado para todos los que conocemos a Lucy. Una lección inolvidable para todos los que te queremos y seguiremos pidiendo bendiciones para que recupere su salud y no se choqueé con la manejada."

Respecto a mi, me alegra ver a Lucy en perfecto estado. COmo que no me termina de caer el veinte -asumo- porqu no ví el aut. Pero, supongo que es magnánimo la protección que el Todopoderoso le dió a la chaparrita.

Les mando un abrazo a los tres: mamá, sister y tu. =)

El Xhabyra dijo...

que bueno que tu hermana esta bien y que no sufrio lesiones severas.

y como dices, por algo ella recibio la oportunidad de continuar su camino, ya que accidentes de menor magnitud del que nos has narrado cobran la vida del conductor y en ocasiones de terceros que estan en el lugar incorrecto en el momento incorrecto.

--=Maverick=-- dijo...

de verdad que si fue milagro. Para como lo cuentas y como se ve en la imagen de google si era para que minimo una pierna rota.

La verdad es que si creo que haya alguien que desde arriba nos esta cuidando, y mas si son familiares.
Me alegro de verdad que tu hermana haya salido ilesa ante tal magnitud de choque.

Un fuerte abrazo

Jessie dijo...

EEEEKKKK!!! que susto! pero que re piola que salió como si nada.

Sabés, creo que tu hermana es como mi papá y mi tío, alguna vez en sus vidas mi papá se estampó de frente contra otro que igual venía manejando en un highway, tengo que admitir que esa vez mi papá tuvo la culpa porque iba furioso, pero bueno, el caso es que a mi papá no le pasó nada, sólo unos cuantos golpes en las piernas y también tuvo que usar collarín, bueno. Y eso que era de día, pero mi papá ve mejor en la noche que en el día, la luz del día prácticamente lo deja ciego.

Mi tío igual, iba manejando de noche (él es alrevés, ve mejor de día que de noche), y no vió cuando un camión de carga se le cruzó y mi tío no pudo hacerse a un lado porque había una barda. Pero igual que tu hermana, a mi tío no le pasó nada, pero su carro quedó destrozado y enseguida lo declararon como pérdida completa.

Asíque, al igual que mi papá y mi tío, creo que tu hermana también está hecha goma, es irrompible. O tal vez Dios aún no los quiere en el cielo porque han sido muuuuy malos, bueno, mi tío no es malo, pero tal vez aún tiene pendientes en el mundo de los vivos. Mi papá... él sí es muy malo. Yo no sé, vos sólo sabrás si tu hermana es mala ó aún no ha cumplido su misión en la Tierra.

También acepto la teoría de que las personas que los quisieron mucho y murieron, desde el cielo los defienden. Mi bisabuela desde el cielo sigue cuidando a mi abuela, a mi papá y a mi tío (y a mí también). Tal vez tu papá desde el cielo los cuida a ustedes.

Pero como dicen en la TV, hierba mala nunca muere, te lo digo porque a mi papá le ha pasado muchas veces que ha tenido accidentes que a cualquiera le pudiera costar la vida, pero a él no le pasa nada, ni un rasguño.

SYD

Atte:
Jessie

gabriel revelo dijo...

zocadiz: ¡nos leemos! y sí, estuvo impresionante (más el coche).

mari jo: lo más importante ya está hecho... gracias por considerarme tu amigo, igualmente sabes que para lo que sea cuentas conmigo. gracias por todo.

jonhy: saludame a tu ma y también dale las gracias de parte mia y de mi familia. te lo he dicho varias veces y te lo repito, te quiero amigo.

xhabyra: eso sí, pensar en la cantidad de vidas que accidentes menores han cobrado, me da escalofrío.

maverick: aun así la pierna rota hubiera salido barato. estoy seguro de que alguien debió haber ayudado arriba. un abrazo.

jessie: no creo que tu papá sea tan malo... en lo que sí creo es que eso de 'tener una misión en la vida' es cierto. No sé, cosas del destino.

Victoria dijo...

no puedo mas que decirte que si crees que es cosa de Dios o del destino o lo que sea, es una Bendicion que tu hermana este bien, que bueno!

gabriel revelo dijo...

victoria: yo creo que Dios tuvo algo que ver en todo esto...

Taяuмвa dijo...

Wow, pues qué suerte la de tu hermana. Hace un año uno de mis primos cercanos deshizo por completo su coche contra un árbol en el Periférico. Estuvo un mes en terapia intensiva con un pulmón perforado y un montón de fracturas, pero todos los que vimos el coche nos preguntamos cómo no murió ese día.

A la fecha aún no se ha recuperado por completo, pero está vivo... toda mi familia le acredita el milagro a Dios y a la Virgen y demás, yo creo que es más de suerte, pero bueno, en estos casos el chiste es que están vivos, eso es lo importante.

gabriel revelo dijo...

tarumba: definitivo, lo de tu primo también fue un milagro, o la suerte... el caso es que la vida nos dió un regalo, y como tal hay que aprovecharlo.