miércoles, 25 de marzo de 2009

Remato sueños al mejor postor (versión 2009)





1. El día que canté con Alejandro Sanz y Alex Ubago
Este día desperté más temprano de lo habitual. No hizo falta mirar ningún reloj para darme cuenta que no daban siquiera las seis de la mañana, pues mi cuarto aún estaba envuelto en completa oscuridad. Normalmente lo más sano (y lo que casi siempre hago en estos casos) es volver a cerrar los ojos, cambiar la posición del cuerpo e instantáneamente volver a entregarme a los brazos de Orfeo. En eso estaba cuando recordé el motivo de mi repentino despabilamiento: Acababa de tener un sueño bastante raro.

Usando la cabecera con un par de almohadas como respaldo, decidí sentarme a meditar sobre lo que hasta hace unos minutos pensaba, era la realidad. ‘Soñar’. Verbo cuya acción todos hemos experimentado y que sin embargo, nos aguarda todo tipo de misterios y sorpresas.

La citada alucinación ocurría en una especia de fiesta sorpresa en un bar. En esta mini aventura irreal, su servidor cumplía años y se encontraba sentado con unas muchachas de buen ver en una de las mesas del lugar. De pronto, un anunciador pido silencio a la concurrencia y las luces del lugar se apagaron. Únicamente un reflector iluminaba un modesto escenario ubicado al fondo y decorado únicamente con tres sillas. La expectación aumentaba. De pronto salió de las sombras, se sentó en una de las sillas y empezó a tocar los primeros acordes de una canción que me parecía bastante conocida. El reflector lo iluminó completamente y despejé dudas: se trataba del famoso cantautor Alex Ubago que interpretaba 'No soy yo'. Tras cantar la primera parte una segunda persona subió al escenario. Apenas podía creerlo, era Alejandro Sanz, quien ocupó otra de las sillas y continuó con lo que seguía de la canción.



Me disponía a disfrutar el resto de la velada cuando pasó lo indecible. El reflector me iluminaba. Tanto Sanz como Ubago me invitaban con sus manos a ocupar la silla restante. Mis acompañantes (todas guapísimas), me insistieron y animaron a que subiera. Como no quería quedar mal frente a ellas no me quedó más remedio que aceptar y continuar aquella pieza musical con la mayor maestría de la que fui capaz. Creo que lo hice bien, tanto que contagiamos a la audiencia. Lo mejor era cuando llegaba el coro de la canción y el trio Ubago-Revelo-Sanz sonaba estrepitosa y melodiosamente en cada rincón de aquel bar.

Terminó la canción… también el sueño.

Despierto y en mis cinco sentidos juró que en aquel sueño no olvidé ni una sola parte de la letra de la canción. Aún hoy, escucho la canción y me transporto a ese momento que en mi subconsciente sí pasó. Vaya, hasta sé que parte cantó cada quién (obvio, la mía fue la mejor).


2. Howarts, ‘el pirrú’ y caídas en Technicolor

Soy consciente de que la ensoñación anterior carece de sentido, es tonta y quizá aburrida. Sin embargo aquí lo que en verdad me preocupa es que llevó cerca de diez días soñando cosas así o incluso más confusas. La cantidad es lo de menos, pues desde siempre, cada mañana soy capaz de recordar mínimo tres sueños de la noche anterior. No sé si sean muchos, habría que hacer una encuesta para saber cuál es el promedio de sueños por persona en una noche.

Dicen que la mayoría de las personas sueñan en blanco y negro, pues bien, de nuevo y como en casi todas las cosas de esta vida, yo soy la excepción a la regla. Motivo por el cual mis alucinaciones nocturnas siempre adquieren un gran realismo en todos mis sentidos. Cuando duermo miro, siento, huelo, escucho y degusto las cosas con más intensidad que en el escenario de la vida.

Dentro de las incoherencias que he soñado esta semana podría mencionarles entre otras, aquél en el que yo era un estudiante de Howarts, celebré colegio de Magia y Hechicería de Harry Potter. En esta historia sólo estuve en clase y jamás vi un truco mágico. Ustedes dirán ¿entonces qué chiste?, pues el detalle que volvió glorioso este sueño fue que mi compañera de pupitre en clase era: Maite Perroní, la hermosa cantante de RBD. Ya sé imaginarán lo feliz que fui, sobre todo porque déjenme presumirme, me llevaba de las mil maravillas con ella.




Otro fragmento o mini historia que estas noches dormilonas me han dado, fue una pelea que tuve con el tristemente celebré ‘Pirrú’ (no sé cómo se llame en realidad y la verdad ni me importa) viudo de la actriz Mariana Leví y hoy esposo de la cantante grupera Ana Bárbara. ¿Qué fue lo que llevó a enfrentarme a este señor? Yo mismo lo desconozco.

Otras veces sueño que caigo de inmensas montañas. O siento unas grandísimas ganas de correr, para desesperado darme cuenta de que apenas puedo moverme. Me basta cerrar los ojos para a veces estar en otro país, enamorarme de mujeres a las que ni conozco e inclusive para que me llenen el pecho de balazos. En ocasiones me remonto al pasado, a veces al futuro. He visto a la gente que más quiero triunfar... y también sufrir, y esto último me angustia mucho, pues siempre que estoy a un paso de lograr ayudarlos todo termina... sueños, sueños y más sueños, eso es lo que me sobra. Por eso, pase usted ¿qué tipo de sueño busca? tenemos de sobra, hoy, por ejemplo, las pesadillas al 2x1.


3. La ventaja de vivir aun dormido

Y sin embargo, esto de soñar me gusta demasiado. Es como leer, escribir o ver una película, te permite vivir más allá de nuestra propia historia. Si a esto le sumamos que habemos quienes también lo hacemos despiertos, entonces tenemos millones de cuentos y fábulas que día tras día se producen en el inconsciente de las personas.

No quiero convencerlos de nada, sólo tenía el deseo de contar las cosas tan raras que últimamente mi cabeza maquila mientras mi cuerpo descansa. Algunos hasta los he plasmado en el blog. Ante tal abundancia de sueños, no queda de otra más que rematarlos al mejor postor.

10 comentarios:

Rodrigo Contreras dijo...

De acuerdo. Genial eso de soñar. GENIAL!! y si le sumamos la escuela de magia, y esa chica.. pues qué te digo!!! jjeje.. saludos!

Y yo estoy aqui... borracha y loca..!! dijo...

jajajaja... No inventes!!

T sabes tantos nombres del la TV, q seguro le quitaras la chamba a cualquier "periodista" q está en esos programas d chismes amarillistas... jajajaja...

Sin embargo, no dudo q mas d uno t envidiaran x los personajes q has tenido en tus sueños

Saludos

Monsieur Freud dijo...

Respecto al comentario en mi bló!..

Pues si, es bueno para todos hacer una catarsis a todo lo que dá y sacar todo "lo que tu cuerpo no necesita"

Brindo por el antojo de café!

S٥y DD dijo...

haaa pues , de cuál te fumas???? jajaa no es verdad, pero que curiosos q recuerdes todo o casi todo, yo rara vez recuerdo lo que sueño...pero bueno si es sanz ps ahi si recordaria todoooooooooooooo, saluditos

Anónimo dijo...

Hola:
Que envidia¡¡¡¡¡¡¡¡ apuntame para el remate en el sueño con mis novio Sanz... me hubiera encantado cantar con esos 3 guapos hombres (te incluyo a ti o.k). Pero no me invitaste gacho, a ver si para la proxima o.k.
Como siempre un abrazo y beso.
Gracias x la risa y el suspiro que logras sagras en mi, como en muchas ocasiones.
Angeluz

--=Maverick=-- dijo...

creo que varios de aqui coincidimos en que el uso de hierbas verdes antes de dormir causan ese tipo de alucinaciones xD

...¿acostumbras a cenar mucho y despues ir a dormir? a mi me pasa eso cuando ceno demasiado y luego luego me voy ai dormir... uuufff yo creo que te la tumbo cuando me pasa eso... con decirte que un dia soñe que me baleaban y sentia las balas calientes calientes

mejor cena un vaso de leche y un pan :p

saludos!!!

Jessie dijo...

Gabrielito, pues, yo más que nadie te compro esos sueños tan maravillosos que has tenido, tengo mucha plata para comprarlos, recordá que soy una princesa.

Sabés, me hubiera gustado estar yo también en tus sueños y cantar con ustedes. Sabés, yo no, pero mi papá también ha soñado que canta junto a un famoso porque también lo inivita a cantar, y curiosamente, hace poco también soñó que los 6 RBDs iban al castillo a cantar con él, y al final le aplaudían porque lo hacía muy bien, ó mejor dicho, excelente!

Acá en el Sur de Céfiro nuestro ícono, ídolo musical es un chico que se llama Curtis Cregan, y mi papá sueña muchas veces cantar con él, y lo ha soñado tantas veces, que ya también me contagió ese sueño porque yo también soñé eso una vez.

Por lo de Harry Potter, mi papá también ha soñado que él es Ron (porque mi papá también tiene el cabello rojo natural y está algo pecoso) y que está en la clase de convertir animales en objetos.

Y digo, quién no ha soñado que por más que quiere correr no puede y acaba arrastrándose por el suelo? Yo creo que todos han soñado eso a lo menos una vez, ó algo similar es soñar que querés gritar con todas tus fuerzas, pero no podés, estás mudo, ni siquiera vos mismo podés oirte, uy!

Que más te digo, que gracias a mi papá yo también le pongo mucha atención a lo que sueño y me gustó mucho tu post de hoy de los sueños, ojalá y pudieras subir otro, me encanta leer sueños (y soñarlos, pues más).

Te saludo y me despido

Atentamente:
Jessie

Jessie dijo...

Ah, por cierto, revisá tu mail que tengo una duda que sólo vos podés resolverme.

Chau!

pamela dijo...

justo que te leo y justo que hoy tuve un sueño extrañisimo que me dejo angustiada. Pero el tuyo es extraño y a la vez magnifico
jaja hasta en los sueños tu mente brilla.

gabriel revelo dijo...

rodrigo: gracias por la visita. la verdad es que podríamos prescindir de la escuela de magia y quedarnos con la pura chica ja ja.

borracha y loca: ¡¡¡no!!!! dios me libre de ser un periodista de esos. en realidad son nombres de la cultura popular. creo que éste blog se está desviando mucho al mundo del espectuaculo... habrá que volver a la cultura je je.

freud: ya lo saqué.

DD. No fumo, ¡eso es lo peor! por los comentarios me doy cuenta de que sanz es muy popular entre las mujeres (que envidia).

angeluz: gracias por lo de guapo. la verdad fue un gran concierto (?¡¿). a partir de ahora estás invitada a mis sueños.

maverick: también he soñado lo de las balas. pues........ sí ceno ¿ah de ser eso verdad?

jessie: ¿qué onda con los sueños de tu papá? están más raros que los mios. los sueños los cambio por un iphone. pd. luego reviso el mail.

pame: ¿pues qué soñaste?... gracias por las flores hacia mis sueños.