lunes, 22 de septiembre de 2008

Mi debut como malo

*** Quisiera que existiera alguna historia para la carta que están por leer, más no la hay. Nació por venganza, despecho y un mucho de resentimiento. La escribí hace más de un año para una persona que deseaba fuera importante en mi vida; aún a la distancia me asombro y desconozco. Nunca la mandé. Nunca había escrito algo tan fuerte.


Estas líneas son para ti. Jamás pensé que el veneno pudiera convertirse en letras. Lo comprobaré contigo. De todas formas, no sé pierde gran cosa (lo digo por ti).

Déjeme descararme. Culparte. Insultarte. Será un placer. Aunque por el momento lo que más me interesa es reclamarte ¿quién te crees que eres para rechazar el amor que te ofrecí?,
¿Cuánto tiempo conviví contigo? ¿meses, un año cuando mucho?. Aunque no sé si se pueda decir ‘conocerte’ a la acción de cruzarme contigo algunas veces en diferentes lugares porque el destino así lo quiso. Gracias a Dios nunca compartimos nada. Mucho menos te consideres mi amiga, que distas mucho de serlo.

Como pude averigüe tu nombre. Después indagué tu dirección de correo electrónico. Cuando te veía (siempre por coincidir mediante terceras personas) trataba de ser amable contigo. Intentaba hacerte reír. Supongo que a tus ojos en algún momento fui simpático y hasta agradable. Y no es casualidad, ante ti no hubo un momento en el que no adoptara una postura de ‘intelectual alivianado’. Quería que me creyeras que escribo, que me gusta la buena música, que puedo ser responsable pero divertido a la vez.

¿Ya sabes que es a ti a quién dirijo estas palabras, o tu gigantesco ego aun no hace que te des cuenta?

¿Será la edad? A lo mejor por ser unos años mayor que tú no comprendes lo lacerante que ‘la indiferencia’ puede llegar a ser. Porque eso es lo que hoy me hace detestarte. No tu desprecio. Sí tu indiferencia. Recuerdas los primeros mails que te mandé. Después algún mensaje. ¿Contestaste alguno?... Dime, ¿no te cansaste de tantas palabras y creatividad que gastaste en responderlos?. Lo mismo pasó cuando te invité a salir: a un café, al cine, a dónde quisieras. ¿Te dignaste a decirme sí – no?. Tan fácil hubiera dicho decir ‘no me interesas pedazo de imbécil, mejor vete a escribir cuentitos ñoños a tu casa y aleja tu fealdad de aquí’.

Al ver que no reaccionabas decidí cambiar de estrategia. Quise jugar con fuego pero me quemé. No con llamas, sí con mi conciencia. Creí que volverme más atrevido me ayudaría. Divertirse con los instintos parece divertido, cargar con la culpa no tanto. Aun así pensé que podría conquistarte de ese modo. Un recadito atrevido por aquí, un mensaje insinuante por acá. Un correo sugerente por allá. De nuevo silencio.

Y yo que insistía.
(A la distancia me doy cuenta que te presté más atención de la que realmente merecías).
Y tú te espantaste. Ajá. T-e-e-s-p-a-n-t-a-s-t-e . Al menos ahora que lo lees acéptalo. Según tú te iba a ocasionar un problema. Según tú desconocías mi actitud. Según yo, sigues siendo una niña.

¿Pensaste qué estaba locamente enamorado de ti?, ¿Qué tu belleza me cautivo y que desde que decidiste cortar toda comunicación conmigo estoy pasándola fatal?

Aquí te va la verdad (para que no te confundas):
Ni eres la número uno en mi vida. Ni la más guapa. Ni estoy, ni estuve, ni estaré enamorado de ti. Si intenté acercarme a ti fue porque en algún momento me pareciste simpática, pero nada más. Honestamente no me veo derramando ni una lágrima por ti. Analízate bien y verás que estas muy lejos de ser única. Date cuenta: rallas en lo común. En lo sin chiste. Agradecida deberías de estar, que alguien, además de los niñitos que normalmente te rodean, te haya puesto atención.

Por último, para que lo sepas y te quedé muy claro. Yo sigo aquí. Sonriendo. Sin pena alguna y convencido de que la que perdió por mojigata (más gata que moji) fuiste tú. Ni siquiera estoy arrepentido de haberte ocasionado malos ratos. Al contrario. Eso de meterme en líos me está encantando. Jugar al amor sin falsos sentimientos ni espejismos es fenomenal. ¿Te das cuenta?, no dudo que ahora que me he vuelto más despiadado, falso e hipócrita finalmente podré gustarte.

Me pondré mi recién comprado traje de demonio debajo del de oveja. Esto de ser malo es fabuloso.

Te dejó con un costal de verdades sobre ti. A ver si puedes digerirlas sin ahogarte. Mientras yo voy a seguir riéndome de ti... Y a encontrar a otra que de seguro valga más que tú.

13 comentarios:

Wilmer-Avila dijo...

Hey Revelo toda una rareza. Pero hay mujeres super pretenciosas, engreidas, e insolentemente egocéntricas y egoístas. Que bueno que hayas sido consciente de eso.

Saludos
Wilmer Avila
OREJA AZUL

Xhabyra dijo...

Hola Gabriel, asi pasa cuando sucede, existen en este universo fuegos tan frios que solamente sirven para iluminar el camino que recorremos, y nunca darán la calidez del verdadero fuego de hogar.

Ah por cierto, recuerda lavar el traje de vez en vez por que luego ...se hace costumbre traerlo puesto.

Saludos

Latamoderna dijo...

puffffffffffff, qué fuerte... chanclas.... no quisiera ser ella. jajaja, pero cómo ayuda escribir así...

drneon dijo...

Pfff! Un post con la viscera y la escuela del maestro Velasco en él.

Bah! No me importa, sé que para que te sacara tantas palabras encarnizadas seguramente la susodicha se lo merecía!

Por otro lado, la última parte me sonó muy High Fidelity, lo cual no esta mal, pero si me deja un sentimiento medio agridulce al recordar lo que viene después de esa escena en la película en la que el personaje de John Cusack se pone a gritonearle desde su ventana a la perra de su novia.


Un abrazo!

S0reN dijo...

Jejeje... todo mundo tenemos a alguien así en la vida. También creo que todos hemos dicho cosas como las que tú escribes.. La diferencia está en que pocos se atreven a aceptarlo, y mucho menos compartirlo.
Lo bueno que ya pasó. Que las palabras queden de testigo, y tu.. adelante con tu vida!
Escribir siempre es una excelente terapia, y tú aparte lo haces muy bien!!

Ricardo Calderón Inca dijo...

HOLA QUÉ TAL CAMARADA VOY A ENTRAR CON FUERZA AL MUNDO BLOGERO =)
Te invito a que visites la página web del concurso de poesía, espero tu comentario afable =Þ
http://canal-literatura.com/Apoesia4/?p=135

gabriel revelo dijo...

wilmer: hay de todo en esta viña del señor... por fortuna la mayoría de ellas son un regalo de Dios.

xhabyra: lo lavaré para ver si se encoje porque ahora mismo el traje de malo me queda grande.

latita: seguramente tú NO eres así. y claro, escribir hace descansar el alma.

doc neón: no es mala idea eso de la gritada ja ja... en efecto, hay muchas visceras y un poco más en este post.

francisco: gracias por el cumplido. en efecto, creo que el odio y el revanchismo es parte de la naturaleza del hombre... ¿quién no ha querido alguna vez hacer un reclamo de éste tipo?.

ricardo: claro, será un honor.

soleil dijo...

vaya fuerza! no se porque perome hizo sentir culpable... y ojo que np he sido asi! pero ya me puse a dudar de si alguien me habra visto asi...

beun desfoge el de las letras...

Vanadio dijo...

Que puedo decir?, hay muchas partes donde podria verme en estos escritos de odio, por que mis inquietudes siempre serian cuestiones, cuestiones que realize a las implicadas, y la mayor y mas ambigua: ¿Por que?

¿Por que negar lo que veo en ti?
¿Por que no aceptar lo que siento?
¿Por que no volteaste a verme?

Y entre mas pregunto menos respuestas obtengo, pero en algun punto siempre recuerdo que en la pasion y el amor no se manda, y la irracionalidad de esos dos males no tiene cura, sobre todo para el amor. Podria hasta decir que me he acostumbrado pero claro utilizar el sentimiento y explotarlo al escrbiri es a mi parecer la mejor musa que hasta el momento he encontrado

Transportadora Turistica dijo...

Y yo me pregunto qué te llevó a postear justamenta ahora esta misiva no entregada?

¿?

Ana dijo...

El comment anterior es mio. Se me olvido cambiar de cuenta!

Saludos!

/·/·/·XIBER·/·/·/ dijo...

seguramente haber escrito esto te hizo sentir mejor, de verdad es dificil llegar en verdad a escribir de esa manera con toda la franqueza, el coraje, y por que no el dolor que pueda causar... porbre de la quien sería receptora de esa carta... y no por lo que dice la carta, si no porque su ignorancia, su cegera, no le per´mitió ver a un hombre valioso que estaba frente a ella ... cuídate

gabriel revelo dijo...

soleil: buenísimo desfogue je je... la verdad dudo que alguien en la vida te haya dedicado algo así.

vanadio: si los hombres tuvieramos las respuestas a todas esas preguntas probablemente el arte no existirìa... o serìa diferente. se sufre, pero también en la agonìa se aprendea disfrutar.

ana: lo que me llevó a postearla es que justamente ahora no me siento como en la carta... siempre será más facil mirar al pasado cuando las heridas ya se han cerrado.

xiber: ¡asì es la vida!, gracias por tu comentario... aunque yo no soy del todo inocente.