miércoles, 20 de julio de 2011

Mi primer huracán



Horas antes de salir rumbo a la ciudad de Acapulco, estando aun en la Ciudad de México, escuché hablar por primera vez de Dora, la cual, apenas era una tormenta eléctrica con dirección incierta. Ya en éste puerto guerrerense, la tarde del lunes y mañana del martes, el clima era caluroso y soleado. Nunca imaginé que horas después, escribiría la siguiente bitácora sobre el primer huracán que me toca vivir en mi vida de manera más o menos cercana.



Martes 19 de julio de 2011

19:45 hrs. Salí a caminar por la Costera Miguel Alemán. De la nada, una intensa lluvia arreció sobre la bahía de Acapulco. La cual no se detuvo en un buen tiempo, y fue la culpable de que llegara al cuarto de mi hotel empapado.


20:30 hrs. Investigando en Twitter descubro que Dora, la tormenta tropical ubicada cerca de los estados de Oaxaca y Guerrero está a punto de convertirse en huracán.

21:15 hrs. Comienza a circular esta imagen de "Dora en Acapulco" en las redes sociales. Se vale burlarse hasta en estas circunstancias, por eso somos mexicanos:



22:00 hrs. Arrecia la lluvia y el cielo truena de manera implacable. Según informes, Dora ya es huracán categoría 1.

22:15 hrs. Informaciones encontradas. Desde las que hablan de un estado de peligrosidad inminente, hasta los que descalifican toda preocupación por la llegada de Dora.

22:40 hrs. Joaquín López Dóriga informa en su noticiero que Dora es huracán categoría 1 y que su centro se encuentra a 390 km del sur de Acapulco, y cuyos vientos alcanzan los 120km por hora. Aunque se estima que Dora no tocaría costas mexicanas, éste si correría en dirección paralela a las playas de Guerrero, Michoacán y Jalisco. A estás alturas es oficial, viviré mi primer huracán. Si bien no de forma directa, si estaré más cerca que nunca de uno de ellos. Lejos de sentir miedo, me emociona la posibilidad de escribir sobre ello.

23:30 hrs. Cesa la lluvia. Un viento no muy fuerte mueve las palmeras y en el cielo de vez en cuando, a lo lejos se ven rayos alumbrar el firmamento. Se enciende la alerta por probables lluvias de intensidad considerable en Guerrero y estados aledaños.

23:40 hrs. De nuevo llueve continua e intensamente. El viento aumenta significativamente su velocidad. Me retiro a dormir sin saber qué o cómo encontraré la ciudad en la mañana.


Miércoles 22 de julio de 2011

06:57 hrs. Despierto por el sonido del viento. Salgo al balcón y percibo un fuerte viento a mi alrededor. Árboles y palmeras se mueven al compás del caprichoso aire. Sigue lloviendo.

08:40 hrs. Sigue soplando el viento, aunque no con mucha fuerza. El cielo continúa un poco nublado. Dicen que el huracán ya pasó lo más cerca posible de Acapulco, pero que habrá que estar de atentos a la cola del mismo.

09:30 hrs. Sale el sol y el viento poco a poco va cesando.

Al final, no hubo nada que lamentar. Por fortuna Dora no tocó tierra. Mi primera experiencia con un huracán quizá no fue tan extrema como pude haber pensado, y que bueno. Sólo estuvo ese cosquilleo que toda aventura trae consigo. Esa sensación que nos hace recordar que estamos vivos.



Julio 2011
Acapulco, Guerrero

2 comentarios:

El Xhabyra dijo...

JIA JIA JIA

la imagen de Dora en Acapulco no tiene precio

jajaja!


xhaludos Gabriel si se siente bien gacho cuando un huracan toca tierra! que bueno que a ti no te toco.

xhaludos!

gabriel revelo dijo...

xhabyra: pues sí amigo, ahora que lo analizo estuvo bien que no pasara nada. estuvo bien vivir el huracán 'de lejitos'.