sábado, 26 de febrero de 2011

La Guerra de los Smartphones


Yo tenía un Nokia E63 y era feliz. Si bien, no era el más lujoso o moderno, cumplió con creces mis necesidades. Fue mi primer “teléfono inteligente”, el cual contraté con uno de esos planes de internet ilimitado. Desde él me volví un usuario mucho más activo de redes como Twitter o Facebook, y el Google y sus mapas precargados varias veces me sacaron de varios aprietos.

Sin embargo pasó un año y me encontré ante la disyuntiva de renovar equipo, o quedarme con el Nokia. Así empecé con la tarea de buscar cuál sería mi nuevo celular. Varios amigos y conocidos me aconsejaban diferentes dispositivos que en efecto, eran lujosos, versátiles, veloces… en fin, toda una maravilla, pero con un precio elevado. La idea era mejorar y encontrar un equipo un poco más sofisticado, sí, pero cuyo costo no me dejara endeudado por meses.

De entrada descarté el iPhone. Aun no estoy para darme esos lujos. Lo mismo me ocurrió con el Galaxy de Samsung. Tras una tarde de checar modelos, reduje la terna de opciones a un BlackBerry, un Xperia Sony Erickson u otro Nokia. Al poco tiempo descarté la última de ellas. Quedarme de nuevo con Nokia me garantizaba seguir gozando de una excelente calidad en la recepción de llamadas, pero me limitaba en cuanto a gozar de varias aplicaciones. La última decisión tampoco fue tan complicada. Desde siempre había querido tener una BlackBerry, además, algunas de sus características, como el BB Messenger siempre me han atraído. Pregunté precios y vi que el desfalco no sería tan grave. Así me hice de un BlackBerry Curve 9300.

Confieso que en un principio no le entendí ni madres. Cuesta agarrarle la onda a estos aparatos, máxime si es la primera vez que se tiene contacto. Batallé toda una noche para aprender lo básico y darme cuenta que al menos para la navegación web, el BlackBerry era mejor que mi antiguo Nokia. Lo mismo pasó con aplicaciones como Twitter y Facebook. Lo malo es que no cuenta con radio FM y que hasta el momento (tengo ya más de un mes con él) no he podido sincronizar el Bluetooth con dispositivos que sean de otras marcas. De meterle canciones por medio de mi iTunes ni hablar. Como le hacen las señoras mayores de 40, sigo usando los tonos originales para mis llamadas y mensajes. Salvo inconvenientes como los mencionados, tener un BlackBerry me ha gustado. Obviamente hago corajes, pero la mayoría de las veces es culpa de Telcel y su red basura.

Lo divertido del asunto, es que cuando en Facebook hice público mi PIN, recibí un montón de mensajes alusivos a mi compra. Hubo quienes me dieron la bienvenida al mundo BlackBerry, diciendo que iba a quedar fascinado, en cambio, otros me dijeron que los dispositivos de esa marca son una reverenda porquería y que el mío no tardaría en descomponerse. Incluso, cuando de plano me aconsejaron que lo devolviera y mejor sacara uno con sistema operativo Android, inició una mini-guerra de dimes y diretes sobre las ventajas y desventajas de mi nuevo teléfono. Sabía que temas como la política, el futbol o la guerra son motivo de encarnizados debates, pero jamás imaginé que el usar ‘X’ o ‘Y’ marca de celular también lo haría.

Me da risa quienes defienden a las BlackBerry ante todo. Yo tengo una y si bien estoy contento con ella, tampoco es para ponerle un templo y orarle todas las noches. Tampoco soy extremista y quiero declararle la guerra a todo aquel que tenga un iPhone u otro celular que funcione con Android. Ahora resulta que aparte de preocuparnos por el calentamiento global, los conflictos en el mundo árabe, la lucha contra el narco y la llegada de los marcianos, también tenemos que lidiar con las revueltas, muertos y heridos que causará la Guerra de los Smartphones, que sin duda alguna, nos llevará más rápido al fin del mundo en donde todos moriremos. Sí, hasta tú que lees esto y que piensas ‘qué pendejada estoy leyendo’. El desastre se aproxima. Por lo visto y aunque no quiera, pelearé en el bando de los BlackBerry. Sugiero ir primero por los partidarios de Zonda y Alcatel, que son los que menos resistencia opondrán.

Escribí el párrafo anterior y hasta mal me caí. En serio señores, los teléfonos celulares son sólo eso. Que cada quién tenga el que quiera. Bueno, adiós, que el 3G nos acompañe (si Slim quiere).

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo experimento odio y amor por mi black pero tienes razon creo que mas bien es cosa del Telcel.
Besos
Dely

OmaruS dijo...

Mas que nada hay que saberle sacar provecho al celular (a todo en gral), cada uno tiene su lado bueno.

Pero si, hay que saber que tipo de celular es el indicado para ti, supongo que por eso tanta queja, yo soy feliz con el mío y le sigo sacando provecho.

Por cierto usa whatsapp para comunicarte con otros smartphones aunque tengan otro sistema operativo, no solo con BB.

Saludos!

XND dijo...

"que sin duda alguna, nos llevará más rápido al fin del mundo en donde todos moriremos."

Jajajaja me encantó ésa frase.

Yo, como señora de 40 años todavía pienso que el cel es para hacer llamadas. Lo que sí se es que el día que me decida por un cel va a ser el equivalente al iPhone más novedoso, pero con Android.

Para entender los porqués de tan encarnizadas experiencias, consulta con concidos que tengan ésos equipos diferentes, pero pregntales, no porque odian a los demás teléfonos, sino porqué aman los suyos (Y es que generalmente los fanáticos jamás te van a saber decir porqué la otra marca es peor que la suya, simplemente desprestgian a la menor provocación infundadamente).

En fin, cuando hayas platicado, me compartes lo que aprendiste, para saber también yo cómo van ésos geeks de los gadgets.

Saludos. =)

soleil dijo...

tu post me recuerda a los comerciales en donde personas disfrazadas de celulares pelean sus distintas funciones...

yo soy iphone 100% y pues pa q negar q lo adoro, y no lo cambiaria x nada! salvo la siguiente version q se venga claro esta :)

gabriel revelo dijo...

Dely: igual me pasa, pero la culpa de todo es de Telcel. Eso sí, a veces se me traba el twitter blackberry cuando lo abro.

Omarus: ya me han hablado mucho de esa aplicación. le daré una checada. suena bien. ¡un saludo!

johny: ¿iphone con android?, suena bien, desde ahora quiero uno jojo. completamente de acuerdo, es mejor construir a ver lo malo.

soleil: ¿hay anuncios así? tengo ganas de un iPhone, quizá en el futuro. gracias por la visita a éste, tu blog.

keiSha dijo...

Me fascina tu manera de redactar las cosas.
Y por cierto, yo tampoco he sabido como sincronizar el bluetooth con otros dispositivos =( si lo averiguas comparte información!! =D jeje

Como simpre. Un placer.

Saludos!

gabriel revelo dijo...

dorikeisha: hecho, si averiguo cómo sincronizar nuestrar chunches te aviso jajaja. gracias por leerme.

Anónimo dijo...

Yo tengo un x peria que me regalaron por hacerme un hoyo en la panza y bueno, seria una buena idea te dedicaras a mi unas horas para enseñarme todas sus aplicaciones. jully

gabriel revelo dijo...

Jully: No soy experto en Xperia, pero el día que quieras traélo y vemos que onda.

Anónimo dijo...

Jajajajajajajaja, me gusto tu blog porque ayuda a conocer a los usuarios y definitivamente no entiendo el porque dejaste un Nokia con multimedia por un BB pero en fin, dependera las caracteristicas de las personas y para que lo utilices pero creo x lo que escribes y como lo escribes no eres muy geek jajajajaja.
Sin embargo solo para aclararles no es TELCEL quien te da el servicio de BB, en msg de BB, es una falla de RIM o sea el servidor Canadiense de Blackberry, y esto es un problema a nivel mundial, no solo Mexico, asi que chicos creo que deberian de leer un poquito mas antes de opinar, pero en realidad me gusto fue muy divertido saludos

gabriel revelo dijo...

anónimo: gracias por leerme y dejar tu comentario. éste post lo escribí hace medio año, y a veces las fallas del 3G si provienen de Telcel. A menos, claro, que la falla sea de RIM, como ocurrió hace unos días. Y pues... la verdad si me gusta más la Black que el Nokia, aunque admito que no los exploto lo suficiente. Saludos!