jueves, 3 de febrero de 2011

En busca del Jacarandas

Soy así, ocioso e imaginativo. De repente me obsesiono con sueños locos e ideas un tanto imposibles. Una vez que algo se me mete en la cabeza, no descanso hasta conseguirlo, o por lo menos, hago todo lo posible por hacerlo realidad. Sólo así regresa la calma. Sin embargo, en esta ocasión es diferente. Sabía que sería difícil, pero no tanto. Después de todo, ¿a quién se le ocurre pensar que puede encontrar la playera de un equipo de futbol llanero que existió hace 40 años?

Aquel equipo se llamaba ‘Jacarandas’, y es lo único que sé. Seguramente existió a finales de los años sesenta y principios de los 70. Por lo que me contaban, aquel conjunto jugaba en alguna liga cercana al rumbo de la Viga. Eran buenos jugando al futbol y entre sus filas había un jugador al que le apodaban ‘El Torito’. Su nombre, Jesús Mario Revelo Narváez, también papá del autor de éste blog. Muy a menudo me hablaba de esos tiempos. Mario se paraba de madrugada para ir a entrenar un par de horas, después se bañaba y se iba a la escuela o al trabajo. Me contaba de algunos partidos dramáticos en los que todo se decidía a última hora. A veces ‘El Torito’ metía goles y hacía buenas jugadas. Nunca lo dije, pero gracias a esas narraciones me volví aficionado al ‘Jacarandas’ aun sin tener más referencia que las anécdotas de uno de sus ex jugadores. Y de ahí, justamente, del recuerdo de esas pláticas me nació la ocurrencia de conseguir una playera del legendario ‘Jacarandas’.

Desconozco si aquel equipo aun existe. De ser así, lo único complicado sería encontrarlo y una vez que lo haya logrado, lo de menos será comprarles una playera y pedir que le estampen el ‘Revelo’ en la espalda. La otra opción, la más complicada, sería que el ‘Jacarandas’ ya no existiera, y por lo tanto, lo único que me quedaría sería buscar una de las casacas originales. Si por lo menos supiera cómo eran o qué colores tenían, podría mandar a hacer una, pero por distraído nunca se me ocurrió preguntárselo a mi papá.

No he encontrado información que me lleve hacia el ‘Jacarandas’. Sólo tengo una credencial de Mario Revelo Narváez (que entonces contaba con 23 años), con fecha de agosto de 1971, que lo acreditaba como jugador del Deportivo Carvic, otro de los equipos en los que jugó. La credencial es expedida por el Grupo Cultural y Deportivo “Fides” y la Dirección General de Acceso Deportivo del DF, y el presidente general que avalaba dicha identificación era Jorge Hernández Zubieta.


Y ya, es todo lo que tengo para tener lo que considero desde antes de tenerla ‘una reliquia familiar invaluable’. Si alguien llega a leer esto y tiene algún dato que me pudiera servir, de verdad se los agradecería mucho. Pocas cosas me llenarían de tanto orgullo y felicidad como algún día poder ponerme la playera del Jacarandas.

... siempre lo traigo en el pensamiento, pero cada 3 de febrero un poco más. Hoy es el día en el que la gente cree que me pongo triste y trata de hablarme quedito, con un toque de piadoso respeto en la voz. ¡Si supieran! a mi recordarle me pone de un excelente humor, y no sólo eso, también me resulta inspirador. Hace 8 años murió mi papá. Éste post, como muchos otros, sólo fue un hermoso pretexto para hablar de él.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso pretexto!!! Un abrazo!
Angelica

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

Jorge Atarama dijo...

Justamente a raiz de la muerte de mi suegro confluyeron amigos de él en su despedida y en la tertulia se empieza a armar, casi como rompecabezas, un poco como adivinanza los momentos en que él vivía y nosotros no o todavía no entrábamos en su vida. De seguro tu búsqueda de la remera será fructífera más que por llegar a ella, por los disfrutes que te dará el camino y sus historias. Un gran abrazo desde Lima Perú.

gabriel revelo dijo...

Angelica: Gracias, como siempre.

Melannie: Suena interesante. ¿Cuál de todos tus blogs quieres que sea el que enlace?

Jorge: Sin duda, el camino será más fructifero que un eventual destino. Éste tipo de rompecabezas sí se disfruta. Un saludo desde México DF.