sábado, 4 de julio de 2009

¿Más fuerte?


A mi Dios le pedí perdón por todas las veces que inútilmente llegué a importunarle, llorarle e implorarle en nombre de un amor que hoy no es nada. De ese corazón que te entregue sin condiciones y que, a pesar de un mar de suplicas, dejaste que muriera cruelmente. Noches de insomnio que hoy ya son fantasmas que a veces se transfiguran para perseguirme en mi soledad.

A mi Dios, le pido que me haga crecer en medio de las cenizas que tu bendito desprecio dejó.

4 comentarios:

Jessie dijo...

Ay ay, parece que un mal amor te destrozó todito.

Mirá, que bueno que le pedís perdón a Dios, mirá, que esa mina, sea quien sea, se pudra en el onreifni.

Es más, ni siquiera merece que le hayas escrito éste post, aunque por otro lado, creo que si no lo decías, reventabas, verdad?

Te saludo y me despido.

Atentamente:
Jessie, la primera

keiSha dijo...

love hurts... a lot

gabriel revelo dijo...

jessie: ¿te cuento un secreto? el texto lo escribí en el 2006. ahora estoy mucho mejor. saludos!!!!

keisha: si te contara...

Lorenia dijo...

Yo tmb solía pedir a Dios escribiendo :) y escribiendo públicamente en un blog. Hasta que entendí bien:

6:5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres;Lucas 18. 10-14 de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta,Isaias 26. 20 ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
6:8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.