sábado, 21 de febrero de 2009

Encuentros en el Palacio


Lo confieso, estoy molido. Cansadísimo, ojeroso y con dolor de cabeza. Haciendo un esfuerzo enorme por no caer dormido mientras escribo. Apenas van tres días y ya no puedo ni con mi alma… aún así, no me perdería la semana de locura que me espera y que sé, me dejará peor. Es el justo y siempre módico precio a pagar, cuando uno, amante sin remedio de la literatura, cae preso en la vorágine de una Feria Internacional del Libro como la del Palacio de Minería.

Desconozco cuántos años llevo dándome cita en aquel recinto del Centro Histórico de la Ciudad de México, pero ha sido el suficiente para saber que la última semana de cada mes de febrero nada que no sea la FIL de Minería tiene cabida en mi agenda. No sólo es ir y comprar un montón de libros, asistir a conferencias o toparse entre sus pasillos con intelectuales y escritores de renombre. La verdadera esencia de la feria es que la literatura cobra vida y se vuelve capaz de respirarse. Es como una droga. Un impulso que reafirma sueños y desvanece los imposibles. En estos momentos no existe para mi mejor lugar en el mundo.

El ritual diario es el mismo: hallar la manera de llegar lo más temprano que se pueda e irme hasta que el lugar esté casi vacío. Comer, dormir o trabajar, oficialmente, se convierten en funciones innecesarias hasta nuevo aviso.

Por eso no cedo al cansancio y me repito que no puedo perderme ni uno sólo de los días venideros. Porque si en 72 horas he visto ya a Denis Merker, Guillermo Arriaga, José Emilio Pacheco y a Carlos Monsivais, entre otros, los demás días pintan para ser una locura. No queda de otra más que disfrutar el encantamiento antes de que llegue a su fin el 1 de marzo, fecha en la que la aburrida rutina vuelva para reclamar su lugar habitual.

Mientras tanto no me despierten. Abran paso, voy a pasar raudo y veloz para absorber todo lo que me sea humanamente posible. Éste texto debería ser más amplio y estar mejor escrito. Pero no tengo tiempo… al menos no mientras dure la FIL. Si me necesitan estaré en el Palacio de Minería, perdido entre montañas de libros.

XXX Feria Internacional del Palacio de Mineria
18 de febrero al 01 de marzo de 2009
11:00 – 21:00hrs


Mi encuentro con José Emilio Pacheco

Mención aparte merece mi encuentro contigo esta tarde. Por todos es conocido tu desagrado a los micrófonos y las conglomeraciones que según tú, no mereces, y sin embargo, hoy nos regalaste una de esas experiencias inolvidables. Gracias por habernos leído, antes que a nadie, unos poemas de tu nuevo libro y por habernos hecho cómplices en la elección de su título. Por tu amabilidad y sencillez. Aun no sé cómo le hice para, después de tu conferencia, colarme al área de prensa junto con otros 15 afortunados para conversar un poco más contigo. Si no fuera por la foto que me tomé contigo y con tu amada Cristina; y por el libro que me autografiaste seguiría sin creérmelo. Si como novelista y poeta eres único, como persona eres único.

Que ganas de prolongar el momento en el que cada una de tus palabras fue una enseñanza.





6 comentarios:

Karla dijo...

wow!!!!
fuiste en fin de semana?
yo no quise ni acercarme...pero en la semana me daré mi vueltita...
genial lo del maestro Pacheco!
Además después de laaaaaaaargo silencio, este año saca dos o tres libro nuevos no?
que envidia me das!

Jessie dijo...

ay Gabrielito, qué es estar molido?

Ya sólo te faltó estar flaco para que la canción de flaco ojeroso, cansado y sin ilusiones te fuera como anillo al dedo, también te faltó estar sin ilusiones, pero no es tu caso, ó sí?

La verdad, eso asistir a conferencias, pláticas ó reuiniones de ese tipo me dan pereza, pero si vos lo disfrutás, pues enhorabuena que conseguiste un lugar. Y hasta pasar todo el día ha de ser bárbaro, uy!

Quiénes son Denis Merker, Guillermo Arriaga, José Emilio Pachecho y Carlos Monsivais? En qué telenovela salen? yo no los conozco.

Y esas 2 fotos, bueno, que suerte tenés de sacartelas con esas 2 personas que decís, de haberte colado con ellos. Igual que mi papá, hace poco más de 2 años que fue a la tierra y se sacó unas fotos con Sharis Cid, a ella sí la conozco. Mi papá aún le da gracias a Dios por haberse topado con tan hermosa actriz.

Te saludo y me despido

Atentamente:
Jessie, tu lectora fiel

Latamoderna dijo...

¿Qué tanto compraste? ¿Descuentos buenos? Cuando yo he ido no me he topado nada espectacular :(

gabriel revelo dijo...

karla: he ido casi diario... lo de josé emilio fue el sábado pasado. efectivamente, éste año el maestro josé emilio sacará tres libros (uno con sus traducciones reunidas, otro de poemas en verso y otro de poemas en prosa).

jessie: estar molido es estar cansado. y no, no son actores. denisse merker es una comunicadora, guillermo arriaga es el guionista de películas como 'amores perros', '21 gramos' y 'babel' entre otras. Monsivais es escritor y ensayista mexicano y josé emilio pacheco es uno de los más notables escritores mexicanos.

latita: ¿me creerás que no he comprado casi nada?... tengo la teoría de que muchas de estas ferías manejan descuentos minimos. obviamente después de mucho buscar uno siempre encuentra buenas cosas, pero desde hace unos años prefiero enfocarme más en las conferencias y presentaciones de libros. date una vueltecita, igual y nos vemos por allá y quién quita, encuentras buenas cosas. saludos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

uhhhhhhhhhhh
què buenìsimo
me pasa igual con la feria del Libro,acà,en mi tierra!!!!
plan genial.
has visto què lindo estàs?
basta ya de fritanga y Coca Cola!!!!!!!!!!!!

gabriel revelo dijo...

mariel: gracias mariel ja ja... ¿osea qué tengo mis kilitos de más?...