miércoles, 18 de febrero de 2009

El disco que me salvó la vida


Todos tenemos nuestros discos favoritos, aquellos cuyas canciones pueden detonar un sinfín de sensaciones. Cualquier atmosfera es posible cuando nuestro oído y corazón se conectan por medio de música. Alegría, tristeza, alucine, descontrol, misticismo, reflexión, pasión, sensualidad y incluso odio. Precisamente sobre ese último sentimiento versa este post.

De todos los álbumes que se han robado el derecho de ser considerados esenciales en mi vida, hay uno que no trata sobre el amor, sino sobre el dolor y sentimientos vengativos que éste puede llegar a tratar. Ese disco lleva por título “Para ti con desprecio” (2005) y fue el tercer disco de estudio de Panda, exitosa banda regiomontana de la escena rockera mexicana. Fue con esta producción, totalmente diferente a sus dos predecesoras, con la que la agrupación alcanzó éxito y notoriedad a nivel nacional en parte gracias a la identificación del público adolescentes con las letras.

Una de las muchas particularidades de “Para ti con desprecio” es la de ser un disco monotemático, circunstancia cada vez menos común en el mundo de la música. Cuenta la leyenda que la idea y conceptos del disco surgieron después de que Pepe, líder y vocalista de la banda, sufriera una significativa decepción amorosa y al decidir plasmar todo su coraje y frustración en una carta que nunca envió, y a la que decidió transformarla en un grupo de canciones que a la larga se convertiría en un material conceptual en el que desde el arte del disco (fotografías rayadas y rotas de una supuesta ex novia), los videos y hasta el par de descansos entre canciones son importantes.

De haber sido otra mi situación a finales de aquel 2005, probablemente mi relación con “Para ti con desprecio” habría sido diferente. Sin embargo, el desamor por una fuerte decepción amorosa que casi me cuesta la cordura, aunado a una fuerte depresión a causa de la soledad y confusión que en ese entonces padecía hicieron que toda mi rabia, tristeza y odio hacia lo que por esos días era mi vida encontrara una válvula de escape en los 15 tracks que literalmente, retrataban mi frustración.

Cualquiera podría decir que esas canciones no harían más que fortalecer toda la carga negativa contenida en mi percudida alma. No fue así. Cada que escuchaba el disco (se me volvió una obsesión) una pequeña catarsis tenía lugar y de a poquito me fue sanando el corazón y, démosle ese nombre, me regresó la razón. El mismo Pepe asegura haber tenido ese proceso al grabar el disco y posteriormente interpretarlo en las diferentes presentaciones que el grupo tuvo en los meses venideros.

“Cuando no es cómo debiera ser” fue la primera que escuché. Fue como un trance pensar ‘esa canción habla exactamente de lo que pienso en estos momentos’. No pasó una semana sin que ya tuviera el disco.





“Disculpa los malos pensamientos”. Muy literaria y fuerte. A veces peca de cruel y sin embargo, dentro de sus letras, aun se puede percibir un dejo de ternura.





Aunque cada canción merece su propio post, siempre será preferible abordar éste disco como una totalidad en el que la crudeza y descaro de sus letras se acompañan con la siempre estridente fuerza de guitarras eléctricas y baterías. Que mejor ejemplo de lo anterior que 3+1, canción que hasta la fecha puede hacerme vibrar y dejarme sin garganta cada que al escucharla la canto pues, faltaba más, forma parte de mi existencia. Por eso no creo exagerar al afirmar que ese disco fue confeccionado a la medida de quienes como yo, algún día por desgracia descubren que el amor no es color de rosa ni mariposas en el estomago. El amor tiene su lado obscuro, ese en el que los buenos deseos simplemente son el rastro y principio de un odio obsesivo en el que el objeto de nuestro afecto de vuelve el pararrayos de nuestra ira.

A tres años de aquellos días puedo decir que la operación limpieza funcionó. Aun así, esa carta que muto inteligentemente en disco llega a mis oídos con más frecuencia de lo normal. Un álbum así no se cuenta, se vive, se siente, se disfruta y a la distancia, para qué negarlo, se sufre. Quisiera insertar cada una de las canciones pero mi blog es celoso y me pide que no viole su esencia.

“Llévame colgado a tu garganta como una medalla. Me estiraré mucho, me encanta verte ahogándote. Tu piel se hace azul y no te ves tan mal”

7 comentarios:

Y yo estoy aqui... borracha y loca..!! dijo...

Uy!!! Creo q todos tenemos nuestro disco favorito, el mio es "El viaje de Copperpot" d la oreja de Van Gogh... uff!! Ese disco estaba sonando y pegando fuerte cuando mi esposo y papá d mis hijas falleció... y justamente cuando m dieron la noticia q se habia accidentado, lo tenia puesto...

Ese disco lo escuchaba, y lo escuchaba y lo escuchaba...

Aun, a travez del tiempo, y llego a escuchar en particular la canción "Paris" ufff... mi corazón se estruja... Checa una parte d la canción...

"...Ven, te quiero hablar.
Vuelve a caminar.
Vamos a jugar al juego en el que yo era tu princesa.
Ven, hazlo por mí.
Vuelve siempre a mí.

Dime dónde has ido,
donde esperas en silencio, amigo.
Quiero estar contigo y regalarte mi cariño,
darte un beso y ver tus ojos
disfrutando con los míos hasta siempre,
adiós mi corazón.

No hay un lugar que me haga olvidar
El tiempo que pasé andando por tus calles junto a ti
Ven quiero saber
Porque te fuiste sin mí
Siempre tuve algo que contarte..."


Saludos...

soleil dijo...

me muero por escuchar la musica, pero estoy en elt rabajo y no vale ponerme melancolica ahorita XD

pues para desgracias mia no tngo ningun album favorito...aunq hace muchos años me gusto el desenchufado de diego torres... y la verdaf ue obsecion...

estoy oensnado grabar varios cds con la muscia q me gusta segun las categorias, un cd para depremirme mas cuando toy ya deprimida, y otro pa alegrarme cuando te alegre, o deprimida...

funciona! si q funciona!

saludos!

Karla dijo...

wow!
la musica nos ayuda a vivir de forma distinta las emociones del día a día...

--=Maverick=-- dijo...

compa.. dejame decirte que yo tambien con ese disco y un churro...me dieron fuerzas para superar algo parecido... pero las letras (la mayoria) no tienen madre... son la onda y me declaro fan de panda jojojo

saudos!! buen blog!

Jessie dijo...

Ja, viste lo que te digo, sí, ya sé que lo he dicho muchas veces, pero también mi papá es así.

Lo del pararrayos de nuestra ira, es común en mi familia, y como también mi papá canta algunas canciones que escucha por la radio, ó las que escucha de sus CDs, pues se siente dependiendo de la música, mirá, esas de desamor que decís que hasta le desean la muerte a alguien tienen un efecto muy negativo en mi papá, pues luego él busca el pararrayos, ó sea, no busca quien se la hizo, sino quien se la pague.

Además, también hace poco, por una mina, mi papá se puso triste al principio, estuvo muy bajoneado, pero se recuperó y hoy tiene sed de venganza, a diferencia de vos que te hizo sentir mejor.

Algún día se vengará de esa mina, mientras yo sigo acá en el mundo blog, visitando tu libreta. Por cierto, ya viste tus 2 premios que te mandé por correo?

Te saludo y me despido

Atentamente:
Jessie

Delirio dijo...

Es la primera vez que escucho "Disculpa los malos pensamientos" aunque de esos me han sobrado bastante este último mes. Supongo que cada uno no sólo su disco favorito sino su rola de despecho favorita. Entre las mias está "Cuando el destino":

No vengo a pedirte amores ya no quiero tu cariño
Si alguna vez te ame en la vida no lo vuelvas a decir
Me contaron tus amigos que te encuentras bien solita
Que maldices a tu suerte porque piensas mucho en mi
Es por eso que he venido a reírme de tu pena, yo que a Dios le había pedido que te hundiera mas que a mi.
Dios me ha dado este capricho y he venido a verte hundida
Para hacerte yo en la vida como tú me hiciste a mi.

gabriel revelo dijo...

garrapatita: 'el viaje de copperpot' es uno de mis favoritos. tengo varias canciones importantes dentro de ese disco, aunque nada tan fuerte como tu historia. paris es una joya.

soleil: espero que ya lo hayas podido escuchar je je. buena idea esa de ordenar canciones según el estado de animo... yo hago algo parecido en mi ipod.

karla: claro, le da más saborcito a cualquier momento.

maverick: gracias por visitar este blog. he de confesarte que el último disco de panda me gustó aun más.

jessie: a diferencia de ustedes, yo busco que me la pague quien la hizo jeje, si no qué chiste tiene. gracias por los premios, ya los puse.

delirio: ¿te sobran los malos pensamientos? ¿quién canta 'cuando el destino'?... la letra me gustó. saludos!