jueves, 25 de marzo de 2010

Coca Cola de Cereza, 17 años después… volvemos a encontrarnos


Julio de 1993. Hice mi primer viaje fuera de México. Ese año conocí Walt Disney World en Orlando, Florida. Sí, conocí a Mickey Mouse, y los Estudios Universal, Epcot Center y los estudios MGM y un montón de cosas más. Sin embargo, si algo marcó verdaderamente mi estancia en Estados Unidos, fue el haber probado la Coca Cola sabor cereza. Tal suceso sucedió en un minisúper gringo. Me escapé una tarde con mis primos y me llamó la atención su novedoso empaque purpura. Al probarla me enamoré, caí rendido a un sabor que me obligó a obsesionarme y tomarme, con devoción enfermiza, al menos una al día. El día de mi regreso, casi antes de abordar el avión, probé mi última ‘Cherry Coke’ sin saber que sería la última en mucho, mucho tiempo. A mi llegada a México le comenté a todos del maravilloso sabor que había descubierto. Algo me decía que algún día, aquella suculenta bebida llegaría a mi país y entonces ambos, refresco y yo, viviríamos felices para siempre. El tiempo pasó y mi sueño fue diluyéndose. Salvo la llegada fugaz de la Coca Cola de Vainilla (horrible, por cierto) jamás vi posibilidad real de su lanzamiento en México. Me fui resignando a jamás volver a sentir esa deliciosa fiesta de sabor en mi boca y seguí mi vida. No hace mucho probé un ‘Dr. Pepper’, aquel refresco sabía parecido, pero jamás sería lo mismo.

Marzo del 2010. Hace dos días mi hermana llegó de su viaje a Europa. Nos trajo regalos y recuerdos maravillosos, pero hubo una bolsa cuyo contenido me volvió loco. En su interior, dos Coca Colas 600ml. sabor cereza y perfectamente cerradas cortaron mi respiración. Casi 17 años después volvía a tener frente a mí la mejor bebida que he probado en mi vida. Desde ese instante las tengo guardadas: una en el refrigerador y la otra en la alacena. En mi cabeza se libra una batalla pues nada deseo más que tomarlas, pero no quiero que se acaben. Pensaba guardarlas para alguna ocasión verdaderamente especial (como un campeonato del Atlante o de la Selección), lo malo es que tienen fecha de caducidad: julio del 2010. Por lo tanto, sería una idiotez no abrirlas y dejar que caduquen.

Hasta donde sé, el sabor cereza de Coca Cola se fabrica en muy pocos países y su volumen de producción es limitado, por lo que conseguirla no es nada fácil. Mi hermana comprobó lo anterior. En toda Europa, sólo la encontró en París, y no en cualquier punto, sino únicamente en las maquinas despachadoras de algunas estaciones del metro. Así están las cosas. En mi poder tengo lo que tanto tiempo añoré y me queman las manitas y el paladar por abrir esas botellitas de plástico. Ahora 1.2 litros separan mi felicidad del duro trabajo de añorar.

Quizá cuando lean estas líneas habré ya caído en la tentación. O igual y no. Si algún día tienen la oportunidad (pero a mí no vengan a pedirme pues NO les daré) pruébenla, es deliciosa. Mueran de la envidia.

12 comentarios:

Kiddo dijo...

Hay Gabriel, con tanta nostalgia vuelves a ser niño incluso en tus letras, disfruta tus cocas cherry y no le convides a nadie.

Un abrazo.

Raúl V. Ortiz dijo...

Saludos mi buen:
La Coca Cola causa ese efecto, es adictiva, yo por eso opté por dejar ese vicio jeje, no dejé el cigarro ni el alcohol, solo los refrescos, y si vieras cómo se sufre jeje. Coincido contigo en lo de la Coca Cola Vainilla, sabía espantosa jeje.
Pero bueno mi propósito en este mensaje aparte de saludarte, es dejarte este regalito...
http://www.peliculasid.com/peliculas/where-the-wild-things-are.html
Si no la has visto, aprovecha. Si ya la viste, disfrútala de nuevo. Un Abrazo.

--=Maverick=-- dijo...

yo pense que me ibas a decir que aqui a mexico habia llegado..

nimodo me quede con las ganas de saber a que sabe jaja

gabriel revelo dijo...

kiddo: definitivamente se vuelve a ser niño al recordar. en efecto, no las compartiré con nadie... es más, aun ni las abro.

raúl: gracias por la liga, que detallazo, aun no la veo... por cierto, yo soy una de esos adictos a la coca cola y sé que sufriré el día que decida dejarla.

maverick: desgraciadamente aun no llega =(... sabe parecido al 'Dr Pepper' pero más sabrosa. saludos!

Victoria dijo...

y que con la coca cola con limon WACATELAS!
Yo tengo la fortuna de vivir en frontera asi que regularmente me compro una cherry coke y frente a las miradas de what? de mis amigos me la tomo como niña!
ahora se que no soy la unica loca que le gusta..

mañana me compro una si señor!

gabriel revelo dijo...

vic: la coca limón no era tan mala...afortunada tú que puedes tomar cherry coke...

ZorroX. dijo...

Aqui en México es posible conseguirlas en lata, pero solo por paquete. Las trae Superama en sus productos de Importacion la caja vale alrededor de 120 pesos, mi novia esta obsesionada con este refresco pero no tenia la certeza de que fuera un buen sabor, tu texto me ha animado Saludos!

gabriel revelo dijo...

zorrox: de hecho, en superama conseguí una de esas cajas... te lo juro, consiguele una a tu novia, ¡te lo agradecera siempre!

rexxxif dijo...

Dicen que en los 80's hubo en Mexico Coca Cola Cherry ¿alguien que lo confirme? yo la verdad no me acuerdo


Jesus

Anónimo dijo...

Yo ya la probe la venden en naucalpan en una tiendita tipo super pequeño y venden muchas.

Anónimo dijo...

hoy compre un par de latas de coca cherry en el estado de Mexico, y en unos 30 minutos probare, ya veremos!!!!

Anónimo dijo...

Hola Gabriel efectivamwnte aqui en Francia se puede comprar cocacola Cereza y coincido que esta muy buena pues en España k yo sepa no la vi..asi que mientras estoy en los Alpes ..que no es Paris tambien puedo seguir saboreandola...un saludo!