viernes, 22 de mayo de 2009

La imagen infame


Hay imágenes que quisiéramos olvidar, que simplemente no deberían de existir. Imágenes que se sienten como un vacio que nace en el estomago y que transmuta en un escalofrío que recorre todo el cuerpo. Así son las escenas infames, se vuelven aun más, cuando son transmitidas por televisión en vivo y en directo a todo el país.

Ocurrió de la nada. Sigue extrañándome que a más de 24 horas de ocurrida, la dichosa imagen no haya generado impacto en la opinión pública. O estoy exagerando o, de plano y en el peor de los casos, como sociedad hemos dejado de sorprendernos ante actos que merecen nuestra total indignación. No importa que la acción en cuestión duré apenas unos segundos, ni que la haya visto unas 10 veces, uno nunca termina por asimilar que un individuo se atreva a golpear a una mujer.

Sucedió después de las 8 de la noche durante la transmisión del juego entre los Indios y el Pachuca. Las incidencias ocurrían con la normalidad de cualquier partido de futbol hasta que una toma se centró en las tribunas, en lo que aparentemente era un bronca común y corriente entre aficionados. Entonces sucedió lo indecible. Un individuo se abalanzó a golpes en contra de una mujer. Ella de inmediato es protegida por los aficionados de alrededor, sin que por eso disminuyera la sorpresa e indignación de los comentaristas en el estadio y de un servidor en casa.

Toda la mañana pensé si insertar o no el video de la agresión. Nunca me quedó del todo claro lo ético que sería el mostrar una imagen así. Si bien el difundir la escena puede servir como protesta y medio para condenar acciones así, también podría rayar en el amarillismo. Decidí mejor poner el enlace. Ya cada quién decidirá si verlo y emitirá su respetable juicio.

Aquí el video

De entrada es representativo que esto sucediera en Ciudad Juárez, urbe fronteriza tristemente célebre por los asesinatos de cientos de mujeres que ahí han tenido lugar. Alguna patología extraña debe rondar en una sociedad para que se cometan crímenes así. Por eso, cuando un imbécil atenta contra la integridad física de una mujer a plena luz del día, en un lugar público y lleno de cámaras, es indicativo de que algo no está bien. Pobre educación, resentimiento y odio. Todo se conforma en un todo que no se quiere ver pero que ahí está. El problema no sólo es la agresión que vimos ayer. El problema es esa violencia que no vemos pero que sabemos ocurre no sólo en Juárez, sino en todas partes del mundo sin respetar ni clase económica, ni raza, ni nada.

Crecí con la enseñanza de que ‘a una mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa’. Con los años, además, he comprendido que no hay en el mundo nada más maravilloso que ellas. Basta con hacer un rápido repaso de las mujeres a las que les debemos la vida, con las que hemos crecido, a las que hemos amado, con las que hemos llorado, con las que hemos compartido la amistad para repudiar el que cualquier estúpido se envalentone con cualquiera de ellas.

La imagen infame sigue ahí, pidiendo ser ejemplo y denuncia. Me sigue enojando. Me hace exigir justicia desde este blog y prometerme firmemente que jamás permitiré que una vejación así. Faltar a mi palabra me volvería un taradito sin honor como el del video. No gracias.

5 comentarios:

Jessie dijo...

Ay Gabrielito, pues te digo la verdad, aunque no ví el video (porque no me atreví), me imagino y, si no hay razón, entonces el maula ese sí se pasó de la raya.

Pero a ver, cuando sí hay razón, qué hacés? yo soy mujer, y entiendo que debe haber justicia, aunque eso de que nada más se le fue a los golpes sin razón, pues sí está mal.

Pero entonces, conocés nuestra historia con la cardo, mi papá va y le pega todos los días, entonces creés que mi papá está mal, aun cuando la cardo ya se le comprobó el pecado que cometió, y mi papá tiene permiso hasta de matarla.

Qué harías si estuvieras en el lugar de mi papá? O sea, qué harías si descubrieras que una prima tuya resulta no ser tu prima y es tan sólo una recogida gozando de un dinero que no le pertenece, y que además es dinero de toda mi familia, aunque sea sólo una parte, eh? Ah! y ella se lo haya callado, y si no la hubieras descubierto, seguiría gozando de un lugar que no le pertenece, qué harías vos como rey?

Bueno, ya me voy porque al rato ya me tengo que ir a Faren a visitar a mi novio.

Te saludo y me despido.

Atentamente:
Jessie, la princesa dura, pero justa (Y acá las mujeres tenemos derecho a matar si algún maula nos hace daño).

Jessie dijo...

Ah, por cierto, fui la primera en dejarte un comment, jejeje!!!

Te saludo y me despido otravez.

Atentamente:
Jessie

Danke dijo...

Bastante lamentable la situación, pero si has visto el video completo yo me pregunto una cosa ¿porqué nadie comenta que la "señora" fue la primera que agredio? si te fijas le lanza un vaso de cerveza, y el como buen cromagnon rspondio la agresión. No estoy justificando para nada la bajeza que hizo el tipo este, sin embargo creo que la señora tampoco se comporto a la altura.

Y yo estoy aqui... borracha y loca..!! dijo...

No puedo creer el comentario de Drake!!!! Soy mujer y soy la primera en levantar la voz cuando un pendejete se atreva a levantar la mano (incluso la voz) a alguna mujer, el comentario de Drake me suena a "se lo merecia x buscona"...

Ashhh deja y vomito!

Te quiero x cuidar a las mujeres...

Gracias

gabriel revelo dijo...

jessie: nunca habrá razón. nunca nada justifica una acción así. en mi opinión, ni siquiera tu prima que mencionas. igual y en tu mundo inventado es diferente. no sé, no sé.

danke: gracias por tu visita. resumamos todo en falta de tolerancia y educación. violencia engendra violencia después de todo.

borrachita. gracias por tu comment. espero que no vomites mucho. sigo en lo mismo, no hay justificación. saludos.