lunes, 3 de marzo de 2008

Más Pedro Infante, menos Luis Miguel

Otro texto sobre el amor, ¿no sé escribir de otra cosa?. Como sucede muy a menudo, aquí estoy de nuevo, mandándote señales mal escondidas entre mis palabras y guardando la siempre absurda esperanza de que entiendas que van dirigidas a ti....

1. Pedro Infante

¿Quién, al menos en México, no recuerda al inmortal Pedro Infante?. Actor de una gran cantidad de películas de la llamada ‘Época de Oro’ del cine mexicano, cantante emblemático de la música ranchera e ídolo nacional. Hablar de Pedro Infante es referirse a no de los íconos más grandes que ha tenido la cultura mexicana y cuyo encanto sigue conquistando a generaciones enteras. Su humildad y carisma sin igual hacían que Pedro ganara el cariño de todos a su alrededor. No es de extrañarse que varias décadas después de su muerte, siga inalterable su estatuto de ‘galán’ entre las mujeres, ni tampoco que, a pesar de no ser un hombre tan guapo, siempre brillara por sobre los demás cantantes y actores de esa época

Definitivamente su encanto radicaba en su personalidad. Quienes lo conocieron dicen que lo simpático, valiente, descarado y galante de sus personajes no eran nada en comparación con su forma de ser fuera de los reflectores. El tipo era deportista, no tomaba (por más que en sus películas actuara a la perfección el papel de borracho) y siempre, ante todo, un enamorado de las mujeres.

Ya llegó tu enamorado
al que nunca correspondes.
Ya llegó hasta la ventana
desde donde tú lo escuchas
pero donde tú te escondes.
Ya no sé ni que decirte,
ya ni tengo que cantarte.
Yo quisiera maldecirte
pero ya estoy convencido
que nací para adorarte.

Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay
la suerte me está fallando.
Ay, ay, ay, ay, ay, corazón,
la vida me estás cambiando.

Ya llegó tu enamorado
el que te interrumpe el sueño,
ese pobre desgraciado
que anda siempre desvelado
porque quiere ser tu dueño.
Alguien me contó tu vida
supe de tus ilusiones,
yo no sé si me equivoque
pero casi estoy seguro
que te gustan mis canciones.
Canta Pedro Infante en ‘Tu enamorado’, una de sus canciones más famosas. Ignoro cuantos hombres han sentido, al menos por una vez en la vida, ganas de ser como él. Imaginarse en medio de la trama de cualquiera de sus películas siendo él resultará siempre tentador. Ser valiente, arrojado, descarado y luchón. Que lo mismo nos diera una pena de amor, pues para ponerle remedio sólo nos bastaría una botella de tequila, unos mariachis y la esperanza de que tarde o temprano el orgullo de aquella ‘ingrata mujer’ sería vencido por nuestras serenatas. Ser ese Pedro Infante que sin importar mil desprecios y bofetadas sigue su camino alegre en busca de la conquista. Valiente como Pepe El Toro, decidido como un García, con el encanto de un Huasteco.

2. Luis Miguel

También de Luis Miguel podrían escribirse miles de hojas. Su vida alcanza de sobra para ser el sueño de cualquier biógrafo. Cantante desde su infancia, su siempre enigmática historia familiar y su éxito indiscutible (nos guste o no) en la industria de la música en español le ha valido nunca dejar de estar presente en la opinión pública. Quizá sea su fama de casanova, seductor y millonario cotizado, o la barrera que auto impuso entre su persona y el resto del mundo.

Constantemente las fotos de los paparazzi nos ofrecen la imagen de Luis Miguel en paseos en yate, visitando los restaurantes y clubes más exclusivos del mundo, descansando en algunas de sus casas ubicadas en lugares paradisíacos, caminando de la mano de las más cotizadas modelos y bellezas del espectáculo mundial en distintas ciudad de Europa. Siempre glamour, siempre historias de conquista, siempre misterio... ¿siempre soledad?.

Si tú me hubieras dicho siempre la verdad.
Si hubieras respondido cuando te llamé.
Si hubieras amado cuando te amé.
Serias en mis sueños la mejor mujer
Si no supiste amar, ahora te puedes marchar.

Si tú supieras lo que yo sufrí por ti,
teniendo que olvidarte sin saber por qué.
Y ahora me llamas, me quieres ver.
Me juras que has cambiado y piensas en volver.
Si no supiste amar, ahora te puedes marchar.

Canta Luis Miguel en uno de los videos de sus años de juventud. Con su cabellera larga y rubia como de León, la imagen de ese y de los posteriores Luis Miguel no dejan de transmitirnos el mismo mensaje: el del tipo que se sabe agraciado y al que el amor le importa pero no lo suficiente como para luchar por él. ‘Habiendo tantas mujeres, ¿para qué perder el tiempo y las energías en alguien que se pierde a un muñeco como yo?’. Si cantarle a la mujer, mostrarle el mundo de sofisticación y las bondades que con nosotros puede alcanzar, pero jamás rogar pues somos ‘Oro de Ley’.

3. ¿Pedro o Luis Mi?

Si bien, no coincidieron en tiempo y menos en el estilo, ambos son ídolos en México y en otras partes del mundo. Las mujeres los consideran (agreguemos el –aban en el caso de Pedro) guapos. Sé que de origen, mi planteamiento se basa en catalogar la imagen de Pedro Infante y de Luis Miguel con dos comportamientos totalmente opuestos es incorrecta. Seguramente Luis Miguel no es tan patán ni Pedro Infante era tan perfecto. Más de una canción del Sol habla del amor verdadero y alguna canción de Pedro debe dejar de largo el sentimiento humano. No conocí a Pedro y a Luis Mi-Rrey sólo lo he visto un par de veces sin intercambiar alguna palabra con él, por lo tanto no hago más que conjeturas a la ligera.

Ser más uno que otro. Quienes me conocen coincidirán conmigo: mi estilo (aunque guardando las enormes distancias) coincide más con el de Pedro Infante. Eso de los detalles, de las palabras, de querer vencer las barreras impuestas por la dama por medio de la galantería de un poema o una sonrisa. Emplear la picardía y el ingenio ante el rechazo, convertir un efecto desafortunado en el motor que por medio de la simpatía, nos acerque un poco más a la conquista. ¿Cómo le hacía Pedro Infante? ¿Cómo transformaba la dureza de un ‘usted es un canalla sinvergüenza pobretón’ por frases de amor?... Más aun, ¿cómo le hace Luis Miguel para indiferente y hasta con un cierto aire de desprecio, dejar ir el desamor?. Escucho ‘Ahora te puedes marchar’ y me preguntó cuál es la formula para decirlo convencido. No negaré que en muchas ocasiones de mi vida, al decidir dejar de sufrir con alguien y decir ‘no más’ mi convicción es real pero siempre el corazón termina hundiéndome en la melancolía.

Mantener la fe y esperanza ciega en que una ilusión se vuelve cariño y después amor, o tener la desfachatez de mandar todo al diablo, valorarme y divertirme un poco más sin escuchar los latidos que a veces emite mi pecho. Ambas posturas atraen, pero sólo si se tiene éxito, pues nunca será agradable ni un rogón, ni un alzado. Mucho menos el termino medio que ahora soy, debatiéndome entre dos papeles que por más que ensayo no me salen.

No sé cuantas veces más escriba sobre ti, pues al fin y al cabo, si lees esto (lo cual ya es un éxito en sí) nadie me garantiza que te des cuenta que es para ti. No sé si quedarme de pie ante el campo de batalla por más que a veces no vea reacción alguna o abandonar todo y dejarte a tu suerte, pues al fin y al cabo, a este guerrero poco sueles usarlo en tus batallas. Si tan sólo mandaras una señal... parado aquí, en medio del fuego cruzado y no en una de las orillas, soy más susceptible a sufrir heridas.

14 comentarios:

Alviseni dijo...

mira, ya ando leyendo tan temprano tus nuevos escritos. es que ya dejé de ser cardiólogo y también se me acabó la rotación por oftalmología jjaa

muchos de tus posts tiene al amor como su columna vertebral, eso si. leer la manera en que abordas este u otro aspecto del amor y tu manera de relacionarlos con cosas de tu vida personal y/o con fenómenos culturales/sociales con el agradablerepertorio de palabras que tienes.

keep goin, y bueno. una vez más: nos leemos.

Alviseni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kiddo dijo...

No me gusta nada Luis Miguel.

Latamoderna dijo...

Yo voto por Jorge Negrete. Cuando era adolescente me gustaba Luis Miguel, pero ahora francamente me aburre, ¡todo es igual!

Infante, chido, está padre. Punto. En cambio Negrete: guapo, tenor, talentoso, sexy... ¡bueno! jeje.

Kiddo dijo...

Que tal si pruebas a ser más como Tin-Tán?

gabriel revelo dijo...

dr alvi: aprovecha que tienes menos actividades para descansar un poco, ya ves... siempre vendrán días más ocupados. ah, y efectivamente ¡el maldito amor está en todos lados!.

lata: tienes razón con lo de jorge negreta. valdría mucho la pena echarle un ojo a su estilo. gracias, como siempre.

kiddo: ¿tin-tán?, no suena mal, aunque me identifico más con cantinflas en el Patrullero 777.

Alfonso dijo...

Yo pienso que esta comparacion no deberia ni hacerse, a Luis Miguel que lo comparen con Charlie Zaa, Enrique Iglesias o con Cristian Castro, por que con Pedro Infante no tiene oportunidad, los que dicen que Luis Miguel es mundialmente conocido y que lleno auditorios, etc, pues asi de conocidos y asi han llenado lugares, "artistas" como Los Tucanes o Los Tigres, Por que no se esperan unos 50 años aver si las nuevas generaciones saben quien es o fue Luis Miguel, aver si dentro de ese tiempo sigue vigente. En los años 60's surgio un cantante muy famoso, era el Luis Miguel de esa epoca, en estos dias la nueva generacion conoce a su hija, pero a el no, me refiero a Enrique Guzman, recuerden el exitazo de "La vida loca", fue un exito temporal, momentaneo, eso no pasa con Pedro, el cautivo a un publico de hombres, mujeres, niños, ancianos, etc.
Luis Miguel sobre sale, por que en este tiempo ya casi no hay talentos, pero comparar su personalidad con Pedro pierde por mucho, Y si comparamos a Luis Miguel con Jorge Negrete, pasa desapercibido, los grandes cantantes admiran tambien a grandes cantantes, Placido Domingo siempre a declarado su admiracion por Negrete, no me lo imagino que diga lo mismo por Luis Miguel, que ademas las condiciones en las que graba son mucho mas favorables que en aquella epoca,y aun asi Pedro Infante lo supera en interpretacion y simpatia, Luis Miguel cuando canta, pues les gustara a muchas personas, pero escucharlo hablar, da risa

gabriel revelo dijo...

alfonso: bien valido y respetable tu punto de vista, aunque para ser honestos mi intención nunca fue compararlos, sino más bien marcar las diferencias entre dos tipos de conquistadores... vamos, como modelos a seguir. el post, lejos de buscar profundizar en la música, lo hace en tema amorosos. saludos!

Anónimo dijo...

es obvio que luis miguel..sera galan..pero no tiene la humildad,sencillez,carisma que pedro tenia.....y que lo ah hecho perdurar mas de medio siglo....la gente ve sus peliculas, compra sus cds.....vende mucho despues de 50 años.....si supiermaos estadisticas...nos dariamos cuenta de que pedro infante sigue rompiendo records....si viviera pedro infante en estos tiempos.....supongamos.......por que eso es imposible....pero supongamos....yo diria...que llenaria cada lugar al que fuera.......dentro de la republica mexicana...y america latina..saludos....pero, la realidad es la realidad...otro como pedro..pos donde...pos donde....saludos¡

bybina dijo...

pedrito es mi favorito el nunca va dejar de existir su personalidad siempre estara presente aqui . en peru todos lo queremos y seguimos viendo sus peliculas sus musicas las seguimos cantando

bybina dijo...

ayyyyyyyyyy pedrito infante cada dia que pasa me doy cuenta de lo valioso que eres. Como me hubiera gustado estar en esos tiempos y decirte de lo lindo que es escucharte cantar ,sonreir y verte actuar . Para toda mi familia tu eres y seras siendo nuestro favorito . si todos los famosos serian como lo fuiste tu tan humilde , sencillo y que nunca va ha pasar de moda cuantos homenajes habrian .

Anónimo dijo...

No hay pa donde: Don Pedro Infante, un icono inmortal!
Y si agregasemos a los otros de la epoca: Javier Solis, Negrete y mas pa adelante: Don Jose Alfredo Jimenez, o Aceves mejia...mejor enterramos a Luismi.

Rafa dijo...

Pedro Infante el mejor por mucho....

xochitl dijo...

No entiendo el por qué ponerle tanto al uno como al otro defectos que tal vez están lejos de tener como compararlos cuando son dos personajes ambos muy amados de la cultura artística en México y amados y admirados no solo aquí sino en latinoamerica por sus distintas generaciones y también los amamos y admiramos quienes no somos de sus épocas, digamos Pedro era un enorme actor que no tanto como cantante, Luis Miguel sí enorme cantante y nunca ha sido un actor.
Pedro es un ídolo del pueblo por su carisma, su versátil y gran capacidad como actor en una época donde no se ensañaba la gente para juzgar a un artista, la prensa no se entrometía en sus vidas cual si tuvieran derecho de hacerlo, brilló en una época donde el cine mexicano estaba en su era dorada, no es que fuera perfecto pues era un hombre no culto sino humilde, del pueblo.
Luis Miguel a quien le duela ha sido el MEJOR cantante de pop y balada romántica de nuestros tiempos, un fenomeno de la música moderna en español, ha sido un fenómeno musical por reunir un ensamble de un buen artista: Desde niño ha brillado, y ha tenido: Voz, elegancia, buen gusto, talento,clase, romanticismo, porte, es como el Sinatra latino de ésta época y por si fuera poco era guapísimo en sus años de gloria, no es patán ni mamón tu que fuiste a un concierto suyo lo sabes, que con nosotros su público es cálido, caballeroso, respetuoso, agradecido, cariñoso, solo es cerrado y distante con la prensa hocicona y mentirosa que quiere vivir de él y como él no les da notas pues a inventarselas pues.