martes, 22 de octubre de 2013

Yo leía la revista Eres


Una vez más voy a usar este blog para romper el silencio y contar algo muy poco conocido de mi vida. Es algo difícil de contar pero debo hacerlo pues es un peso que cargo desde hace años. Y es que yo, por qué no aceptarlo, leía la revista Eres cuando era niño gordo.

¡¡¡Pero qué osooooooo weeeeey!!!, seguramente dirán ustedes, y sí, la verdad es que sí. Nunca fui consciente de la gravedad del asunto hasta hace unos años, cuando noté que haber comprado esa revista por años no fue para nada normal.

Para los muy jóvenes o que no sean de México, les explico que la revista Eres era una publicación quincenal enfocada al público juvenil y que tenía consejos de moda, el amor, tips para la vida, y notas y entrevistas del mundo de la música. Cada portada venía engalanada por uno o dos artistas “de moda” que hasta salían en anuncios de televisión promocionando la mentada edición.



La revista Eres tuvo su mayor auge en los años 90’s, en donde además de venderse muy bien hasta se crearon los mentados Premios Eres, que premiaban a lo mejor de la música en español.

Ahora, todo esto que acabo de mencionar está muy bien para una chica adolescente, el problema es que cuando empecé a comprar la revista Eres yo era un niño gordo que estudiaba en una secundaria para varones y tenía nulo contacto con niñas de mi edad, obviamente de novia ni hablamos. Aparte de ser un gordo enamorado del amor me sentía muy grande y quería estar a la moda, por lo que según yo, una de las formas de lograrlo era leyendo esa revista de forma religiosa, tanto que el mismo día que salía a la venta yo acudía al puesto de revistas por ella y la leía con mucha ilusión.

No sólo me chutaba la sección de noticias de los artistas, sino que además, contestaba los tests como “¿realmente le gustas al chico de tus sueños?” o “¿estás a punto de romper con tu pareja?” o “¿estás listo para tu primera vez?”. Aunque en teoría la revista Eres era unisex, era más que obvio que su contenido estaba dirigido a un público femenino. Yo ni cuenta me daba de eso y si lo hacía prefería no darle mucha importancia, por eso adapté los dichosos tests, cambiando el género de las preguntas y contestándolas como si fueran adaptadas para mí, así en vez de saber “si me amaba el chico de mis sueños” cambiaba el sentido del cuestionario buscando saber “si me amaba la chica de mi sueños”Lo más loser es que hasta me deprimía si no me salía el resultado que quería.  

Tampoco me perdía los reportajes con tips sobre cómo llamar la atención de alguien que nos gusta, o los consejos para besar bien o para ser un buen novio. Ahora veo todo esto como una autentica ridiculez, pues insisto, aunque deseaba fervientemente enamorarme, ser correspondido y tener a otra persona con quien ir a todos lados y compartir mis días, mi vida era de lo más aburrida (sí, más que ahora) y solitaria.

Recuerdo que cargaba mis revistas Eres en la mochila y las leía en cualquier tiempo libre que tuviera entre clases, eso sí, sin que ninguno de mis compañeros se enterara, no fuera a terminar siendo el hazme reír de mis compañeros.

Mi situación llegó a ser tan preocupante que hasta me compré mi gorra oficial de la revista, el disco oficial de la entrega de los Premios Eres y hasta las ediciones especiales de sexualidad. Ahora que lo analizo, compraba todas esas cosas no porque les aprendiera mucho, es más, si he de ser honesto lo que leía en esas páginas me parecía completamente ajeno, sin embargo, tener esa publicación me daba ciento sentido de pertenencia (aunque fuera de lejitos) a un mundo que anhelaba.

Mi idilio con esa revista me duró unos 3 años, dejé de adquirirla cuando la prepa de mi escuela se volvió mixta, comencé a tener contacto con chicas de mi edad y me enamoré de algunas. Entonces dejé de comprarla paulatinamente, descubrí que en aquellos tests no había respuestas para nada relacionado con el amor y seguir esos consejos no me pondrían de moda ni me harían un seductor.

Tiempo después la revista Eres dejó de existir y mi vida romántica comenzó a existir, aunque la mayor parte del tiempo de manera desastrosa.

Hasta hace un par de años aún guardaba decenas de revistas Eres en una caja, las cuales terminaron en la basura, llevándose con ellas esos tiempos obscuros en los que mi contacto con el amor y la vida sólo era posible en las hojas de una revista juvenil.     

Esto sólo se los conté porque son mis amigos y no quiero que lo anden divulgando por ahí, están advertidos. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

No estas solo Revelo. Yo también la leía y soy un hombre heterosexual normal. Creo que mas que dirigido al femenino estaba dirigido al publico adolescente "aspiracional" en general.

Hoy tengo 35 años y no me arrepiento en absoluto, es mas muchos de mis primos y compañeros de la escuela la leían.

No llegue al punto de comprarme la gorra pero si de comprar cada año la edición de aniversario donde siempre aparecía Luis Miguel en la portada.

Manuel Romo dijo...

Pues yo no las compraba, pero mi tia si y las dejaban en el baño como material de lectura, hasta la fecha se encuentran dichas ediciones en el w.c., animo! aun puedes seguir con tu vida...

gabriel revelo dijo...

Por lo que veo no era el único jojojo, y yo también tuve la edición especial de Luis Miguel.

Gracias a los dos por sus comentarios. :P

Omar Valdez Sánchez dijo...

Yo también las leía... mis hermanas las compraban, nunca se me hicieron interesantes mas por ocio.

joseluis dijo...

yo leia a cada rato la revista, la coleccionaba todas, desde el numero 1 hasta el fin. esa epoca para mi fue la mas bella, ya que no tenia contacto con mujeres y ese fue mi pasatiempos.
actualmente guardo algunos recortes de la revista, ya que con tantos cambios que tuve en mi vida, la caja de las revistas se perdieron.
añoro con mucha ilusion esos tiempos que ya no volvera.

xochitl dijo...

Yo también llegué a comprar esta revista, aunque no me parece que fuera solo para mujeres pues contenía artículos y moda también para hombres, sus primeros años a finales de los 80´s fueron su mayor auge y la conocí porque entonces mis hermanos adolescentes la compraban siendo yo una niña, la gracia de la revista era que entonces no existían revistas dirigidas en específico para la juventud y esta revista no solo hablaba de moda juvenil o de la música que gustaba a los jóvenes de la época sino que hablaba de temas que interesaban a los jóvenes desde la escuela y los amigos hasta el sexo, los anticonceptivos y las relaciones esta revista los tocaba sin tabúes, y el concepto que tenía era original y vistoso para esos días en que aun había cierto conservadurismo, ya en mi juventud a finales de los 90´s la compraba, no sé cuando dejó de existir pero en sus tiempos era muy popular.

xochitl dijo...

Agrego a las ediciones de Luis Miguel, cierto por alguna razón eran las mas populares jaja y esa edición de aniversario con el Sol yo también la tuve.
Me gusta tu blog, saludos:)

Anónimo dijo...

Todo lo que escribes es como si describieras mi vida, el problema es que eso yo lo viví pero en la Universidad (unos 4 años), solo esperaba el día que saliera en la revistería para comprarla y la leía de Pe a Pa, no tenía mucha suerte con las chicas y esta revista me hacia ilusionarme, hasta compraba la edición Novios y precisamente cuando empecé a tener novia y trabajo fue cuando deje de comprarla. Tengo buenos recuerdos de esa época, pero te aseguro que tendría mejores recuerdos si en vez de leerla hubiera aplicado los dizque conocimientos que me daba la revista.

xochitl dijo...

Anónimo:
También mis hermanos esperaban saliera la nueva edición de la revista y salían a comprarla sobre todo en sus primeros años que fué su mejor época, ya cuando adultos dejó de llamarles la atención y cuando pasé yo a la juventud era yo la que la compraba con regularidad, existe todavía ya no la compro pero un día de estos compraré una edición a ver que tanto ha evolucionado.
Respecto a los "consejos" me acuerdo de sus artículos que dizque para ligar, para coquetear, en fin la verdad es que eran una tontería no creo que realmente ayudaran a la juventud solo las locuras que se le ocurrían a sus editoras ajaja pero aun así fué muy popular en su época dorada que hasta premios hicieron.

Wendy Marilú dijo...

A mí me encantaba la revista y, como alguien ya lo comentó antes, no me parecía que estuviese dirigida únicamente al público femenino. Me gustó tu post, ¡qué lindos recuerdos de la adolescencia! Saludos.

Talivan iraki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Talivan iraki dijo...

Yo compre esa revista del 96 - 2000, era muy raro que me perdiera algun numero, soy hombre heterosexual y la compraba para cercarme a algunas chavas de la escuela y asi tuve algunos pocos y contadisimos amigos, la rolaba entre ellos y...cosa rara...siempre me la devolvian, la inmensa mayoria de las revistas que compre se las termine regalando a una prima que me gustaba muchisimo y a la cual le robe mi primer beso, la conoci en la boda de un primo y en ese entonces ella tenia 16 y yo 18, desde un principio me gusto mucho, y como mi vida amorosa era solitaria y vacia (cero novias y pocas pretendientas) me fui enamorando perdidamente y locamente de ella y para acercarmele le fui regalando mis revistas cuando ya no las necesitaba; en su cumpleaños 18 yo ya tenia 20 años y la agarre sola en la casa donde vivia y le lleve de regalo de cumpleaños como una docena de revistas eres que yo ya ni leia, ese fue su 1er regalo y le dije que tenia un segundo regalo para ella, le pedi que cerrara los ojos y que contara hasta 3, y antes de llegar al 3...le plante tremendo besote en su linda trompita, fueron casi 2 minutos que para mi duraron una eternidad, los 1ros 15 segundos se quedo con los ojos superabiertos sin saber como reaccionar, los siguientes 15 segundos trato de zafarse y empujarme pero yo la aprete contra mi y la arrincone vs una pared para que no pudiera escaparse y finalmente se rindio y correspondio al beso; ambos nos pusimos rojisimos como tomates y ella me pregunto que x que lo hize, a lo que yo le confese que ella me gustaba mucho y que estaba enamorado de ella y que no me importaba que fuera mi prima (lejana, pero prima al fin y al cabo), ella me dijo que ya lo sospechaba desde hacia tiempo, pero que nunca me creyo capaz de hacer algo semejante, se sincero conmigo y me dijo que aunque fisicamente yo no era su tipo de hombre (bajito y llenito), muy en el fondo se sintio halagada y cautivada x la forma en que trate de conquistarla, pues fui romantico, atento, galante, y caballeroso, le esbribi como 8 poemas (de los cuales ella solomente se entero de dos) y aunque muchas bcs nos quedamos solos y salvo esa vez que la bese...nunca trate de aprovecharme ni propasarme con ella, ella me dijo que si no fueramos primos si me corresponderia y se animaria a ser mi novia, aquello fue un balde agua fria para mi y yo me sincere con ella y le confese que ese fue mi 1er beso y ella se quedo sorprendido y boquiabierta; a los 2 meses de eso esa se regreso a su tierra natal (Culiacan) y de regalo de despedida le di la mayoria de revistas que tenia (salvo unas cuantas que conserve); durante los siguientes 16 años apenas tuve noticias de ella; y apenas en enero de este año nos reencontramos, aunque solo sea x e-mail, telefono, y facebook y siempre recordamos esos viejos tiempos que vivimos y cuando le digo que ella fue mi 1er beso y mi gran amor platonico, se pone coloradota XD XD XD XD