lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Odiar el Teletón?


Han sido unos tres o cuatro correos electrónicos que he recibido en los últimos días, aunque seguramente otros cuantos se irán acumulando antes de la llegada del sábado 5. Diciembre ya no inicia con luces navideñas y las primeras compras de regalos, no, diciembre comienza cuando uno recibe su primer mail en contra del ‘fraude del Teletón'.

Cada año el fenómeno se repite, trayendo consigo nuevos adeptos que juran saber ‘la verdad de las verdades’ sobre este movimiento altruista en teoría, conformado por varias empresas y medios de comunicación cuya finalidad, en un principio, es ayudar a la creación de centros de rehabilitación para niños con capacidades especiales. Llevó años escuchando las más fantasiosas historias acerca del verdadero y terrorífico motivo que impulsa el Teletón, desde que fue una estrategia para estabilizar a Televisa de una crisis económica, hasta que es sólo un aparato para evadir impuestos. Qué si es pura farsa, qué si cada año la suma ya está asegurada desde antes de que comience la emisión, qué si los niños empleados en cada promocional son explotados de manera burda e inhumana.

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, mi hermana me está mentando la madre, y saben, no me importa, en primer lugar porque compartimos a la misma progenitora, y en segundo lugar, porque su único fundamento es uno de los muchos correos que circulan actualmente en el ciberespacio.

Lo cierto es que estas son una sarta de babosadas. Fiel a nuestra costumbre nacional, los mexicanos (ni modo, así somos), nos la pasamos buscándole tres pies al gato, inventando conspiraciones idiotas o viendo cortinas de humo hasta en el vuelo de una mosca. ¿A dónde voy con todo esto? A que rara vez validamos alguna campaña a favor de los más desfavorecidos. ¿Cuántas veces no hemos escuchado comentarios en contra de la campaña ‘Un Kilo de Ayuda’, ‘Sólo por ayudar’, ‘El Redondeo’, ‘Fundación Azteca’, y un larguísimo etcétera? ¿qué necesitamos para creer que realmente hay gente interesada en emplear sus tiempos y recursos en los demás? Convendría dejar esa postura un tanto retrograda de que los empresarios y gente adinerada, por el simple hecho de serlo, no puede dar pie a iniciativas con fines sociales y sin lucro.

Del Teletón podrán decir misa, pero lo cierto es que las instalaciones de sus Centros de Rehabilitación Infantil (las mejores en América Latina) en varios estados de la República Mexicana, están a la vista de quien los desee visitar. Médicos, terapeutas, enfermeras, voluntarios, padres de familia de niños en rehabilitación no me dejarán mentir: el Teletón, a pesar de a veces no darse abasto, funciona como una opción para aquellas familias de escasos recursos que necesitan tratamientos costosos para mejorar la existencia de miles de niños en el país. No dudo que las empresas se beneficien en sus ventas y al anunciarse a muy bajo costo durante los eventos del Teletón, pero caramba, no me importa si de esta manera un niño tendrá la oportunidad de mejorar su estilo de vida.

Detrás de toda la parafernalia (esa sí, a veces chocante) de los artistas y cantantes intentando caer bien a lo largo de más de 24 horas de transmisión ininterrumpida, está el verdadero fin: ayudar con lo que podamos. Seguramente el sábado buscaré un huequito para ir y cooperar con lo que pueda. Por un día preferiré dejar de comprar cervezas, revistas, discos, comida o cosas sin importancia y unirme a esa mayoría que afortunadamente, seguimos creyendo en el México solidario. El chiste es hacerse presente de vez en cuando. Llámese Teletón o darle comida a un niño en la calle. Lo que no podemos permitirnos es la pasividad, pues de ser así, ni derecho de reclamar tenemos. Ojalá un día no muy lejano, ya no necesitemos de un video conmovedor o de las lágrimas de Lucerito para dar un poco de nosotros.

12 comentarios:

keiSha dijo...

En mi caso:
Yo no dudo de que realmente se brinde ayuda a estos niños (y sus familias) con su organización. Lo que a mi me da coraje y por lo que no estoy de acuerdo, es que esto se organiza con el fin de que esta empresa no pague impuestos. Y lo peor del caso es que no solo lo hace Televisa... que a ella es a quien acribillamos y mas en esta época, pues claro... si es la que lo anuncia por cielo mar y tierra... las demás no lo hacen. Si yo como empresario "me saco de la manga" crear una fundación que ayude a .... (inventando) huérfanos, creando una institución y todo lo que ya se sabe... ahh pero claro, todos esos impuestos, el gobierno me los va a regresar, porque yo ya "hice lo que el gobierno hubiera hecho con mis impuestos " -------- MENTIRA !!!! En primer lugar, el gobierno no destinaría tooooooooooooda esa cantidad de dinero a este sector afectado (porque así como hay niños discapacitados ... y mira que en mi familia hay ... también hay otro tipo de necesidades en el pais para poder mejorar y salir del hoyo en el que estamos) Si nosotros como sociedad le exigieramos (como se debe) que se comprometa con sus ciudadanos y que los recursos se destinen a donde se deben y poder crecer como país... no necesitaríamos de organizaciones altruistas de esta magnitud que su fin principal es... evadir impuestos diciendo: YO YA HICE LO QUE TU HUBIERAS HECHO CON ESTE DINERO... AHORA REGRESAME ESTO.
En fin... mi opinión es muy larga (y afortunadamente, no gracias a la cadena de mails que circulan... ;)

Saludos Revelo
Siempre es un gusto leerte. =D

Lucia dijo...

lagrimas de lucerito?? esto es demasiado t voy a dar un palazo eee...

OmaruS dijo...

Yo odio a televisa principalmente por la basura de programacion que emiten.

Y sí, yo creo que se quedan con un !#$ de dinero del teleto, evaden impuestos, etc.

Pero tengo un primo que lo han estado ayudado y por eso mismo cada que puedo los apoyo.

Supongo que depende de si te trae algun beneficio el que apoyes o no X o Y causa (sin animos de ofender a nadie).

Saludos!!

Jessie dijo...

Bueno Gabrielito, pues qué te digo, yo no vivo en Méjico, pero hace poco vos sabés que fui a visitarlo, bueno.

Y de lo que sí me he dado cuenta es que allá cobran dinero por todo, además que los impuestos son muy altos, y los que prometieron sacar, no los han sacado. Asíque no se me hace raro que, además de Televisa, haya quien evada los impuestos creando, como dicen en los anteriores comments, causas nobles para que les devuelvan algo y diciendo que con eso ya lo ayudó al gobierno de tu país.

Sorry por lo que voy a decir, yo sé que Méjico es tu país, pero en serio, a ver, en qué otro país cobran por algo que ya se tiene, como por ejemplo los autos, que cada año tenés que pagar para que no te lo quiten, eso es un robo. Bueno, te digo, sorry, pero por lo que he sabido cuando fui de visita y lo que he leído, tu país es un nido de ratas, de todo cobran, si yo fueran Mejicana, me moriría de la vergüenza. En serio, me resulta muy difícil creer que cobran por algo que ya tenés, ya sólo falta que también hagan eso con... por ejemplo, vos comprás una bolsa de papas fritas, obviamente pagás algo por ella, no? pues sería una estupidez que luego tengas que pagar por cada papita que te comés, a tu país ya sólo le falta hacer eso, es más, sólo le falta que te hagan pagar por el aire que respirás.

Con lo del Teletón, bueno, yo nada más veo los resultados, y para nada son un robo como lo otro que te he dicho, mirá, hasta acá se pueden mirar los canales de Televisa, yo amo a Televisa, asíque creo que eso de que no pague cierto % de impuestos para usarlo en el Teletón, a mí no se me hace que los evada, a mí se hace inteligente que use el dinero el algo que sí vale la pena y no mantenga a las ratas Mejicanas que hacen de gobernantes por allá.

Además, yo no estoy de acuerdo con ese que dijo que la programación de Televisa es muy mala, al contrario, Televisa tiene la mejor programación de todo el Universo, he dicho.

Asíque yo no odio al Teletón, pero tampoco se me hace muy especial.

Ya me voy, SYD.

Atte:
Jessie

--=Maverick=-- dijo...

Teleton:

lavado de dinero de modo descarado y publico, donde "finjen que aportan" pero todo es de lo que tranzan y para no irse al infierno, quieren hacerle el bien a gente desconocida... ja! teresa de calcuta ghandi y el papa JPII ya murieron.. y no creo que azcarraga quiera convertirse en santo...

mejor que ayuden con esos 453,450,171 millones a pagar las deudas que hay con otros paises o hacer algo para salir de la puta crisis...

yo no doy dinero a nadie.. que trabajen si quieren

Anónimo dijo...

Uy creo que tocaste la herida con esa entrada eh!
Lo que es este 2009 no daré ni 50 centavos al Teletón. Tienes toda la razón del mundo sobre las cadenas pero, como contribuyente obligada a pagar impuestos te puedo decir q es totalmente cierto eso de las deducciones por esa lana. Quizás en un mal plan pero el no donar este año es para inconformarme con lo que nos espera a inicios de 2010 con el “ajuste de impuestos” y porque no es justo q paguen menos los multimillonarios como los de esa empresa.
Un beso, delirio
P.D. Q mal plan lo de la imagen de México

gabriel revelo dijo...

keisha: tu punto de vista es muy válido y en muchas aristas lo comparto. estoy de acuerdo en que puede ser un modo descarado de evadir impuestos, pero finalmente vemos en lo que se gastan: ayudar a gente que lo necesita. prefiero eso mil veces a otras mañas truculentas en las que al final el dinero se queda para enriquecer a los evasores.

lucía: si le pegas a tu hermano se te seca la mano.

omarus: al final hay un beneficio y esto es lo más rescatable. si al final se ayuda a un niño, toda esta pólemica y dadas habrán valido la pena.

gabriel revelo dijo...

jessie: pues no somos un nido de ratas, ni todos los gobernantes ladrones. sí, hay muchos impuestos pero al final son necesarios para que el país pueda financiarse en cierta forma.

maverick: muy respetable tu opinión. aunque salir de la crisis depende mucho más del gobierno y de sus propios habitantes. ¡un saludo afectuoso!

deli: muy interesante la visión de tu comentario. no puedo negar que me convenciste un poco. gracias por leerme.

S0reN dijo...

Creo que lo más importante es la intención. TÚ intención.
Si yo doy un peso con la firme intención de ayudar a un niño, sea en un crucero o a través del teleton, entonces poco importa si detrás del teletón está la "oscura intención de evadir impuestos", o cualquier otra cosa.
La intención de aquellos que donan nunca se verá torcida, y aunque alguien saque o no provecho de eso, el corazón altruista de las personas que van y dan 10 o 1000 pesos, es algo que no se los van a poder quitar.
En casos como este, creo que vale la pena preguntarse: "Yo, ¿por qué dono?, o Yo, ¿por qué no dono?"
Y la respuesta, muy íntima y personal, es la que le da sentido a tu acción...

Viviana dijo...

hola! Antes que nada, debo felicitarte por tu blog que es tan interesante :)
Con respecto a Teletón, bueno no sé si es igual en Mexico que en mi pais, pero he pensado que los medios de comunicación que participan promocionando el evento etc. buscan "deshumanizar" a los chicos y chicas con discapacidad. En qué sentido? En que buscan crear lástima a las demás personas. Como si estas personas no tuvieran inteligencia y como que son "inútiles" y que hay que ayudarles.
Cosa que no es cierto. Si bien los chicos y chicas con discapacidad tienen dificultades para tener una vida normal, pero ellos pueden seguir adelante como nosotros que tenemos pies y manos. Hay que verles el lado humano a estas personas.

Aquí en El Salvador, no se ve eso. Solo ves como se proyecta el consumismo de que "tenes que donar a la teletón" ajá si.. y después? Aquí solo se recuerda a estas personas cuando está la teletón. Pero, y después? QUEDAN OLVIDADOS!
Por si fuera poco, y no sé si es igual en Mexico, cuando entras a una terapia tienes que pagar! Imagínate que las personas que llegan ahí son de escasos recursos, Cómo van a poder pagar $3 a la semana por una terapia?
No hay igualdad, solo aquella persona que puede pagar, puede recibir la terapia o tratamiento.
Creo que el Estado debería encargarse de crear otras instituciones que estén en favor de estas personas.

Por el lado de las empresas ( además de la evasión de impuestos), creen que donando esa plata ( que sale muchas veces de los salarios de los empleados) y poniendo su gran sonrisa , ya salvaron al mundo!
No solo vale lo económico, sino la calidad de vida que puedan tener estas personas.

Bueno este era mi humilde opinión.
Saludos.

gabriel revelo dijo...

soren: completamente de acuerdo con tu comentario. lo más importante es movernos y ayudar de cualquier modo. no quedarse estaticos ante los problemas. hacerlo de corazón, con eso debería bastar en la vida para todo.

viviana: gracias por visitar mi blog y por dejar tu comentario. tus puntos de vista son muy interesantes y atinados. como todo, estos eventos tienen su dosis de polémica y estigmatización. en el caso de méxico sigo creyendo que lo que se hace es muy grande, tanto que se tiene la red de rehabilitación más grande del mundo. quizá haya cosas que corregir, pero como dije en el post, el chiste es ayudar. saludos hasta El Salvador.

Anónimo dijo...

Querido Gabriel. Yo no creo en el teletón. Desafortunadamente yo tuve un alumno muy, pero muy pobre, con hidrocefalia y espina bífida, que casi no veía, caminaba mal y sus movimientos eran cero coordinados. A pesar de las carencias económicas, sus padres buscaban la forma de ayudarlo. Escribían a todos lados, buscando ayuda para su bebé (6 años) y que crees, el teletón no le abrió las puertas porque no tenía ningún familiar en televisa ni en ninguna cadena promotora. Así que debían esperar varios años en lista. El niño murió y ahí termina la historia. Desde entonces no dono al teletón.Julna