jueves, 12 de abril de 2012

Mis aventuras en la Hacienda Coahuixtla (Mi duelo contra Choco, el hijo del Diablo)



Por cuestiones del amor y de la vida misma, frecuentemente viajo a Cuautla, en el estado de Morelos. A veces, cerca de Villa de Ayala, divisaba unas torres como de una casona vieja. Quería averiguar qué era esa extraña construcción. Le pregunté a varios lugareños, quienes me dijeron que esa era la Hacienda de Coahuixtla, en donde dicen, se aparece Choco… el hijo del Diablo. Intrigado pedí que me contaran más al respecto. Fue así como conocí esta leyenda con más de 100 años de antigüedad.

“Durante la época de esplendor de la Hacienda, había una hermosa y joven mujer que trabajaba ahí. Todos querían tener sus ‘queveres’ con ella, pero siempre se negaba a todos los pretendientes, pues estaba casada. Un día la mujer se fue a bañar al río y se le hizo tarde para regresar. Entonces se encontró a un forajido que llegó en un enorme caballo negro. El extraño dijo ser un rico hacendado. Le ofreció regresarla a su casa. Al principio se negó pero luego aceptó.

Como el marido la desatendía, la mujer terminó enamorándose del extraño que a menudo la frecuentaba. Al poco tiempo el forajido la violó y huyo. Ella quedó embarazada.

Después de nacido el niño, a los seis meses de edad, la mamá de ‘Choco’ (así le decían a la criatura) le buscó una madrina y le pidió que fuera a bautizarlo a la iglesia.

La madrina partió con Choco en brazos, al llegar al puente que cruza el río, el bebé la miró y le dijo:

- Mira madrina ya puedo hablar, y ya tengo dientes, y te voy a matar.

El bebé la mató y saltó al río. No lo volvieron a ver. Desde entonces comenzaron a correr rumores de que el hijo del diablo se aparecía en la hacienda y asustaba a los trabajadores. Más tarde comenzaron a ocurrir varias muertes.

La hacienda ahora está deshabitada y en ruinas. Se dice que si tienes mala suerte puedes encontrarte a Choco, el hijo del diablo, jugando en los túneles con los huesos de algunos de los muertos que misteriosamente murieron en ese lugar”.


Para conocer más sobre esa hacienda misteriosa, da clic aquí.

Después de enterarme de lo anterior, mi espíritu temerario e imprudente me hizo prometerme que en mi próxima visita a Cuautla iría a esa hacienda, en donde además de Chocho, dicen que hay duendes y espantos.

Así lo hice. Volví. Como soy un hombre de acción y aventura, de esos que ya no hay, fui solito hasta la hacienda y grabé una investigación muy profesional.

Aquí se las presento… es impactante. La dividí en seis partes.












4 comentarios:

Andres Gutierrez Caro dijo...

La hacienda se llama EX HACIENDA DE CUAHUIXTLA . Construida por los frailes dominicos en 1560, se dice que en esta hacienda trabajo como peon el padre de Zapata, quien posteriormente la tomo en la revolución.la historia del choco viene del tiempo de los Hacendarios y dice que el Diablo vestido de elegante caballero en un precioso corcel, enamoro a la dama mas hermosa del pueblo quien a los 6 meses tuvo a su bebe. la madrina se ofrecio a llevar al niño a bautizar a la iglesia mas próxima en Ayala y que al pasar por el puente que cruza el rio, el niño comenzó a hablar, diciéndole que ya hablaba y que la iba a matar! saliéndole colmillos. la mujer se espanto y avento al niño al rio, quien saltando entre las piedras se desaparecio. y hoy en dia se aparece a gente que pasa de noche este puente.

Anónimo dijo...

abren los días sábados y domingos, cierran antes de las 5:00pm. saludos desde cuautla!!

Gerardo Miguel Lozano Sanchez dijo...

Pues mira tu leyenda si estaba incorrecta y como dijo el caballero que ya antes comentó,un caballero enamoro a esa señorita y al supuesta mente embarazarla huyo y a los seis meses tuvo al niño que era supuesta mente el hijo del diablo

Raul Vazquez dijo...

Interesante historia de la exhacienda,ayer terminaron los recorridos nocturnos,por cierto algo divertidos....
Lo único que afecta un poco a la leyenda del chocó es que hay varias versiones...