lunes, 13 de septiembre de 2010

Felices 200 años México


No amo mi patria.
Su fulgor
abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por
diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques, desiertos,
fortalezas,
una ciudad desecha, gris, monstruosa,
varias figuras de su
historia,
montañas
- y tres o cuatro ríos".

Alta traición, José
Emilio Pacheco.

Nadie tiene el registro exacto, pero habrá sido a inicios de éste año cuando la palabra ‘Bicentenario’ se convirtió en la más repetida en éste país. De pronto, tanto los medios, los anuncios, las platicas casuales, los productos, los ideales y casi cualquier cosa con algo de tendencia mexicana pasaban a ser catalogables como bicentenarias. Sin querer pecar de oportunismo, éste blog tendrá su post Bicentenario. No por moda, sino porque me nace del corazón. No por sentirme parte del montón, sino porque dentro de mí nace un orgullo que satura cada una de mis células.

El próximo 16 de septiembre, a las once de la noche para ser más exactos, México celebrará el aniversario número 200 del inicio de la lucha de independencia que a la postre nos convertiría en una nación independiente. Como si no fuera suficiente, dos meses después (20 de noviembre) se cumplirán 100 años de la Revolución Mexicana. 1810, 1910, 2010, las cifras por si mismas estremecen. Sé que hay cientos de personas dirán que poco o nada hay que celebrar en medio de crisis económicas, altos índices de desempleo, inseguridad, desastres naturales y disputas políticas. Respeto su opinión, más no la comparto. El que mi país cumpla uno, dos o doscientos años de vida es motivo más que suficiente para sentirme feliz ¿no hay nada que festejar? Tenemos un portentoso pasado prehispánico, un bagaje cultural envidiable, paisajes hermosos, ciudades y poblados de una belleza sin igual, gente cálida y mujeres hermosas, un colorido y folklore muy especial en cada rincón.

Soy una simple partícula de México. Un pequeño ente viviente que sin embargo late y le da vida. Desde mi insignificancia le dedico estas palabras:

"Patria mía:


No sé a bien cuando comencé a quererte de esta manera. Sólo sé que desde muy pequeño, la palabra México estremece con alegría y honor mis cuerdas vocales cada que la pronuncio. Cumples 200 años y te encuentro joven, radiante, igual de misterioso que la primera vez que recorro cada uno de los muchos caminos que ofrece. Eres uno y muchos a la vez. Te amo por lo que eres y lo que me has dado. Esta pasión va más allá de tu bandera, tu himno y tu escudo. Valiente saco el pecho al saberme uno de tus hijos y tener el privilegio de llamarme mexicano. Para mí el decir ‘mi patria es primero’ no es una frase histórica, es un precepto, una obligación que va más allá de cualquier religión. Te respiro y más me enamoro. Definirte no es imposible, para eso está la música de mariachi, los boleros y los sones para cantarte; Paz, Sabines y Fuentes para escribirte; Siqueiros, Rivera y los códices para pintarte. Está Guanajuato, Zacatecas, Monterrey, Tlacotalpan, Los Cabos, la Ciudad de México, Acapulco, Campeche, Chiapas, Mazatlán, Guadalajara… refugios a los cuales volver una y otra vez. Mi hogar, mi fuerza, mi totalidad. Me siento estúpido felicitándote cuando el privilegiado soy yo. Saberme tan mexicano como el Popocatepetl, el Estadio Azteca, una tarde en la Alameda, una película de Pedro Infante, unos tacos, o un gigante de Tula. Podrán haber países más prósperos, más seguros, más estables, pero tú eres mío y aunque volviera a nacer no te cambiaría nunca, por nada. Cumples doscientos años y cualquier palabra sobra ya, felicidades México de mi corazón. Gracias por enamorarme una y otra vez. Cada día trataré de ser digno de ti".

Esto y mucho más es mi país. Si me ven llorar y sonreír como loco mientras grito ¡Viva México!, mañana en la noche, ya saben porque es.

3 comentarios:

Luis Gabriel González Sayago dijo...

muy bueno...palabras muy ciertas

Anónimo dijo...

Mi querido Gabriel creo que no he cambiado de opinión entorno al Bicentenario pero, si celebro que exista la diferencia de opiniones
;-)

Por cierto el domingo vi la peli de "El Infierno", y mira que ese si es cine de terror.

Besos!
Dely

Bohemia dijo...

Ojalá todos lo festejaran como tú. qué hermosas palabras para nuestro país.