domingo, 12 de abril de 2009

Montepío... 9 años después


La crisis le ha pegado hasta a la gramática. Palabras que en antaño tenían su valor e importancia ahora se han vuelto de uso común. Tal es el caso del termino ‘surrealista’, antes tan exclusivo y especial, hoy tan manoseado. Basta que cualquier cosa tenga aunque sea algo diferente para hacerse acreedor al singular calificativo. Aun así, caeré en el lugar común de nombrar como surrealista la siguiente experiencia, pues créanme, en esta ocasión, está más que justificado.

Y siguen los post sobre mis vacaciones en Catemaco.

Tras años y años de recorrer cada milímetro de esa región veracruzana creía haberlo visto todo. Uno de los tantos lugares que tiene la zona para visitar es la playa de Montepio, ubicada a unos 50 kilómetros de Catemaco. El camino por carretera es espectacular al entregarnos paisajes selváticos y de las lagunas de Los Tuxtlas. No visitaba aquella playa desde el años 2000, en esa ocasión estaba semidesierta, tan solitaria que estremecía encontrarse en un lugar así, en el que el río se desemboca en el Atlántico. La visión en aquellos tiempos era esta:





Para el 2009 todo, absolutamente todo cambio. El camino ya no era de terracería. La afluencia de turistas se había elevado al infinito y la paz y tranquilidad sencillamente dejó de existir. Me bastaron unos cuantos minutos en aquella playa para saber que de vez en cuando uno encuentra cosas que merecen ser llamadas ‘surrealistas’ porque no hay otra manera de describirlas. El nuevo Montepío es la versión corregida, mejorada y aumentada de lo que es una playa populosa a la mexicana (con las ventajas y desventajas que esto conlleva). Quienes por azares del destino han conocen las playas de Caleta o Puerto Márquez, en Acapulco, saben de qué les hablo. Aun así, este Montepío hace que esas dos playas guerrerenses parezcan la mismísima Riviera francesa.

Ahora Montepío ofrece este aspecto:



Describirlo es imposible. Aun así en mi mente continúan varías imágenes: demasiada gente en la playa y en la alberca, señoras con vestidos y hasta pantalones de mezclilla en el mar, música popular en todos lados, perros callejeros, niños corriendo por todos lados, mucha basura, cervezas por todos lados, casas de acampar armadas rudimentariamente con alfombras de casa, gente tirada durmiendo, groserías, papás que les dicen a sus hijos que si quieren hacer del baño entren al mar, celulares sin señal, cuatrimotos, desnudos parciales indeseables, bananas inflables para recorrer el mar atados a una lancha, el autor de un blog con una playera del Atlante, olor a comida, solo un par de baños públicos para un mundo de personas, vendedores ambulantes, dos soldados cuidando el orden (mejor dicho desorden), más basura, un niño gordo con un erizo de mar en un vaso de plástico, cielo medio nublado pues ‘ya va entrar el norte’, viejitas pidiendo limosas, una señora con muletas en el mar, y un larguísimo y angustiante etcétera.

Mis primos y hermana, entre sorprendidos y fastidiados:



Reitero lo que dije en el post anterior, una imagen vale más que mil palabras. Por eso con mi celular todo destartalado y viejito tomé algunos videos de baja calidad pero que espero ayuden a que la idea de lo que vi se complete y acerque a la realidad, a esa que hacía que me faltaran ojos para sorprenderme de la cantidad de cosas increíbles y fuera de la imaginación que observé.

Video 1. Atención con la basura y la cantidad de cuerpos esculturales.



video



Video 2. No se pierdan hacía el final las sandalias corte griego de una muchacha.

video

Video 3. Cocinaron mojarras.


video


Sí, Montepío ya no es lo mismo, y por más que visitarlo haya sido pintoresco, anecdótico y hasta pintoresco no puedo evitar ponerme triste. Que un lugar casi virgen se haya convertido en un tianguis cuyo común denominador es la suciedad es para hacernos pensar como sociedad. Simplemente no es posible que nos comportemos así. Por primera vez veo amenazado al Catemaco y zonas aledañas que tanto amo. Falta educación, conciencia, responsabilidad y sobre todo, el aprender a cuidar lo que amamos.

Lo peor es que este post que pretendía ser divertido termine así: preocupado y avergonzado de lo que vi.

9 comentarios:

Scarlett Sholén dijo...

Gabriel!!! tanto tiempo sin pasar por aquí, y por ningún lado caray. Me ausenté...

Pobre montepío... me deprime. pero me dió mucha risa el post. Asi que nos queda sólo irnos al corazón de la selva para no toparnos con este cuadro folklórico....

Por cierto ya está la última parte de "EL ENTE" en mi blog.

Saludos y abrazos!

zocadiz dijo...

jajaja. me dieron risa los videos!!!! al menos no encontraste pañales ni cosas asi en el mar.. aunque no dudo que hubiera.
Es una pena como arruinamos la belleza natural.

pamela dijo...

en algunas playas de lima sobretodo las q no estan als ur de lima pues tienen esas exquisiteces que a la larga prefieres estar en algo a pesar de artificial sabras que podran estar mas limpias que en el mar . DETESto LA gente q va con ollas enormes de comida a comer en pleno medio dia en la playa es un asco , dejando por todos lados los platos dscartables . Es horriplininante.
Lamento que en muchos mas lugares existan este tipo de ignorancia y olviden lo que la naturaleza nos regala y no saben perservar.

Jessie dijo...

Ay ay Gabrielito, pues sí, parece que esa playa es un basurero (sorry que lo diga así).

MI papá ha estado en Caleta y Puerto Marqués, y dice que allá no vuelve a ir ni aunque lo amenazen con... lo que sea. Dice que está mejor la que está rumbo al Aerreopuerto de Acapulco.

Mi papá también, en uno de sus viajes a la Tierra, hace un año, estuvo en Veracruz, en un lugar llamado Boca del Río, y en otro llamado Tajín. Tenemos una foto donde sale él y mi abuela en el Tajín.

De tus videos, lo único lindo que ví fue un gordito con un bañador negro, chiquito en forma de calzón, acaso eso era el cuerpo escultural que decías? porque yo no ví otro.

Que mal que un lugar que se veía lindo acabó siendo una vivienda como las de Ciseta.

No es por presumir, pero en Céfiro hay playas muy hermosas que parecen el mismo paraíso, sobre todo en el Sur, si lográs pasar de un volcán que está mucho más al Sur de donde está mi castillo, lograrás llegar a una playa increíble, muy exclusiva que es el premio a quienes logran pasar del volcán sin quemarse.

Te saludo y me despido

Atentamente:
Jessie

gabriel revelo dijo...

scarlett: eso tuvo mi viaje a montepío, dentro de la tristeza la situación tiene sus cosas pintorescas. se te extrañaba, prometo solemnemente leer la parte siguiente del ente.

zocadiz: es que... sí había pañales... bueno, en la arena.

pamela: es una lástima que esto ocurra en tu perú y en mi méxico. lo malo es que hasta que la naturaleza no nos de una lección fuerte nomás no vamos a entender.

jessie: caleta y pto. márquez no está ya tan descuidada. yo sí volvería a ir jejeje. algo tienen esos lugares que hacen que uno los cuide. en este viaje también pasé por boca del río.

SARAH dijo...

Hola! que tal, soy de Angel r cabada veracruz, pero mi papa tiene un rancho en montepio, y le cuento que yo conoci montepio desde que tenia 5 años y mas, recuerdo que para llegar a montepio dejabamos la camioneta en un lugar que se llama playa hermosa y despues a caminar hasta montepio , en caballo, y caminando hasta llegar alla y cruzando por muchos potreros es decir terrenos con vacas, y nosotros hibamos seguido, claro era un lugar hermoso, limpio, puro, las cascadas ke se encuentran cerca estaban lindas, puras y no habia esos disfiguros, era un lugar para vivir sano y pasar vacaciones de lujo, te cuento ke ni puente existian, pero hibamos como 20 integrantes de mi familia y nos la pasabamos chevere, claro si habia pokito turismo, de gente ke le gusta disfrutar bien, la ultima vez ke estuve alla fue en la semana santa del 2005, y estaba bien aun, normal era tolerable, pero ahora eso que presentas es un asco, es una indesencia, pura pinche bajeza, me averguenza ver eso, bueno ojala y para el proximo año que este en mexico pues buscare mis fotos de esas epocas y te las mostrare, te hablo de hace 16 años a tras.
saludos y esta chevere tu blog.

gabriel revelo dijo...

sarah: muchas gracias por tu mensaje. ese montepío del que hablas es inolvidable, un tesoro,algo hermoso. quizá ese nuevo montepío que conocí sólo se haya debido a que era semana santa... espero, ojalá, que en días no vacacionales el paraíso siga ahí. gracias por tu visita, regresa cuando quieras.

Anónimo dijo...

hola soy de montepio bueno ahora no vivo ahi estoy en monterrey y puedo asegurarles que eso solo sucede en semanasanta que es un temporada fuerte economicamente para los habitantes de ahi pero afortunadamente la poblacion se ha organizado con un programa de ecoturismo que favorece el mantenimiento de limpieza de las playas que en esta temporada quedan echas un desastre desafortunadamente!! debido a la inconciencia de tantas personas que lamentablemente no entienden que el mundo que le vamos a dejar a nuestros hijos va a ser una bomba de tiempo para desastres naturales y massss.....
bueno que lastima que personas que aprecian la naturaleza como ustedes se lleven esa mala impresion de nuestras playas sin embrago les recomiendo que visiten en otra temporada para que noten la maravilla de programas ecologicos que estan en marcha y que la gente de la comunidad esta valorando y poniendo en practica GRACIAS POR TU ESPACIO EN TU BLOG
SALUDOSSSSSSSSSSSS
ATTTE: KARINA =-)

gabriel revelo dijo...

karina: gracias a ti por ampliar la entrada del blog con tu comentario. ese montepío solitario también lo conozco y amo profundamente; de ahí que me haya impactado tanto. regresa a éste espacio cuando gustes.