martes, 1 de julio de 2008

Querer y no poder (ser y estar)

Aunque fuera un momentito, tengo ganas de no estar aquí, de no ser, de poder vivir sin memoria o mejor aún, sin precaución. Estar jodidamente enamorado, con el corazón hundido en la penumbra del propio ego. Estar todo el día, y peor tantito, toda la noche, con la mente anclada en la octava luna de Júpiter (si es que tal cosa existe). Querer ser astronauta para alcanzarte y no saberme ni lo más básico del reglamento vehicular. Eso sí que es angustia, igual que tu mirada, tu voz, tu risa y todo lo demás. Estar babeando y no querer reconocerlo por miedo a que la fuerza de un sentimiento incontenible termine por desbordarme una vez más. No, no y ocho mil veces no. No es miedo al amor, es miedo a ti, miedo a volver a perder mi soberana voluntad para convertirte en mi soberana reina. Dejar de pensar en función a mí para hacerlo en torno a ti. Si rompí mi promesa de no volver a escribir sobre ti es porque el miedo es mayor. Me aterra lo que siento, me da miedo volver a amarte con los niveles de desesperación que alcancé la última vez y que de milagro no me mataron de angustia.

¿De verdad, dentro de esta confusión de palabras sin aparente destino, estoy diciendo que no quiero amarte? ¿Soy tan iluso, como para no darme cuenta que jamás lo he dejado, ni lo dejaré de hacer?

Y ahora cómo salgo, cómo escapo y dejo de ser una triste caricatura que siempre regresa al mismo camino empedrado, ese que sólo da vueltas alrededor de ti, pero que nunca llega a su destino. Querer amarte pero no poder hacerlo, pues eres más letal que una espada de doble filo, y armas así, no se llevan bien con un cobarde como yo. Lo paradójico es querer escapar de ti, cuando tengo todas las ganas de caer preso de tus encantos. Lo ridículo es que lo que más busco es a lo que más rehúyo.

Y ahora dónde me pongo para no estorbarte ni a ti ni al libre flujo de las ideas. Siempre que se trate del amor, nunca me comprendo.

5 comentarios:

El TITO dijo...

Bueno, al final ya todos los sabemos, es el incomprensible mundo de Gabriel Revelo.

Saludos man, aquí nomás pasando a visitar después de un rato de ausencia

francisco alvarado dijo...

Gabo: hablo por mí y por mi propia experiencia. Por ella creo que es que me atreveré a darte un consejo. Como dice mi papá: "Si te sirve, tómalo. Si no, echalo en la espalda para que resbale..."

Sr., si va a sufrir por amor, al menos sufra con el orgullo de que de verdad lo intentó.
Al final del camino, duele lo mismo, pero duele menos, por que al menos sabes que realmente hiciste la lucha y no hay tres mil "hubiera" que lamentar en la historia.
Si quieres escribir sobre ella, escribe.
Si quieres hablar de ella, habla.
Si quieres pedir un abrazo, vé y pídelo.
Si quieres enterrarla en lo más hondo de tu memoria, entiérrala....
Pero lo que sea que quieres, QUIÉRELO CON TODAS TUS FUERZAS, Y HAZLO!!!
Querer a medias solo te hará daño.
Creo que "si quieres y no puedes", es por que realmente no quieres y por eso sale tan fallido el intento...
"La peor manera de iniciar una batalla es teniendo la mentalidad de que, desde antes de empezar, ya has perdido.."

Suerte en tu reflexión... y la mejor vibra para cualquiera que sea su decisión!!!

nurimoon dijo...

Que padre es leer a chavos hablando de amor, tanto a ti, como a Francisco que te da el consejo que le dio su papá. Tambien recuerda que todas las experiencia buenas o malas son eso EXPERIENCIAS y yo tambien te digo que te jueges el todo por el todo, eso nos gusta a las mujeres, te le plantas enfrente y le hablas con toda tu dignidad en alto y tu corazón en la mano, y si así no te quiere, pues arrancatela aunque te duela y adelante amigo. Que la vida te tendra alguna sorpresa reservada para ti.

Victor Montufar dijo...

Sabes, muchas veces me ha pasado, la maldita mente no ayuda en nada, y como dicen en mi casa, en amores no se manda...Quizá sea poco reconfortante, pero no eres el único y lo más importante, qué bueno que "saques" lo que te da vueltas a través de la escritura,
Vic

Delirio dijo...

Hola!
Me gusta mucho como escribes del amor. En mi caso me siento temporalmente bloqueda en el aspecto amoroso, que si no me impide tener platonicos, sí el poder expresar, como lo haces tú, mis sentimientos.
Por otro lado, ya me había dado cuenta y no sabia como definirlo, soy fan de tus ideas pero mucho más de tus palabras.
Mi palabra favorita de esta entrada fue "desbordarme"... hasta se pone chinita la piel, ja,ja,ja.Creo que soy experta en desbordes!!!
Besos!!