miércoles, 2 de abril de 2008

Cuando los Emos nos alcancen

Tengo un primo Emo. Aunque ya lo sospechábamos, no lo asumimos como real hasta que él mismo nos lo confesó hace un par de semanas. ¿Qué se hace en estos casos? Bien que mal, uno sabe que decir cuando un miembro de la familia anuncia un divorcio, se declara gay o decide ser actor... pero que se hace cuando los temores se confirman y de la noche a la mañana descubre que la corriente Emo ha llegado al seno familiar.

Tiene menos de un año cuando en todas partes comencé a verlos por todos lados: Adolescentes respingados con pantalones respingados, ropa pegada en tonos oscuros, el cabello largo con un flequillo que les tapa la mitad del rostro y una actitud un tanto represiva. En un principio pensé que era un asunto de modas; sentí miedo cuando los encuentros comenzaron a ir en aumento. Supe que todo aquello era parte de una especie del movimiento sub cultural llamado ‘Emo’ y he de confesar que llegué a un punto en el que todo aquello comenzó a molestarme... y no sólo a mi.

De la noche a la mañana en los medios de comunicación se comenzaron a difundir varias notas sobre ataques a los emos. En parques, en las calles, en fiestas. Basta que un grupito sea identificado como Emo para ser blanco de uno de estos ataques. Se dice que son los punks. ¿Será?. Según mi primo, el termino Emo viene de la palabra ‘emoción’.

- Un Emo es capaz de sentir emociones con gran intensidad. Desde una alegría inmensa, hasta una profunda depresión... Son sentimientos...

(osea, yo también soy capaz de eso y no por eso soy un Emo ¿o si?)

- ... vivimos el amor y desamor con una entrega desmedida....

(¿y yo no? ¡si ese es mi estado natural!, rayos, creo que sí soy Emo)

- ... por eso usamos manga larga, porque muchos tienen cortaduras en los brazos por la tristeza...

(¿De verdad es para tanto?)

- ... tomamos elementos de diferentes corrientes contra culturales, como el color negro de los Darks o los pantalones entallados de los Punks. Eso es lo que ellos no toleran...

(yo uso playeras de futbol, tenis Converse, y camisas negras... ¿lo tolerarán los futbolistas, los creativos buena onda y los elegantes?)

- El movimiento no es nuevo. Bueno, en México sí, pero desde los años sesenta está presente en Europa.

(ahora resulta que con un poco de suerte hasta John, Paul, George y Ringo fueron Emos).

- Los Punks son los envidiosos intolerables. Nosotros vamos por el amor.

(para mi tanto ellos como ustedes son unos ridículos).

Al fin y al cabo nadie tiene derecho a criticar a los demás por sus ideología o vestimentas. Por eso me parece que ese pleito Punk-Emo no es sino una gran muestra de la estupidez. Yo mismo me he creído diez mil cosas (rapero, karateca, tortuga ninja) y en su momento he descalificado a mis opuestos. Con el tiempo uno crece y se da cuenta que al final se tiene derecho a ser como a uno se le pegue la gana sin tener la necesidad de andar dando explicaciones a nadie. Seguramente esos Emos crecerán y se darán cuenta de que ni el mundo es para sufrir ni mucho menos que todo el mundo los quiere golpear. Después de tanto dimes y diretes lo único que queda es burlarse del asunto y no tomarse las cosas tan apecho.

El sábado pasado me encontraba en Pachuca. El centro estaba lleno de Emos y Punks que llenaban de tensión el ambiente. ¿Había necesidad de que estropearan el rico paste que me estaba comiendo?. Por mi los punketos, rockeros, hippies, nerds, veterinarios, domadores de circo, beisbolistas, darketos, etc, son lo mismo: parte de una inmensidad llamada sociedad.

Tras su confesión mi primo sigue siendo el mismo. Una esencia que como la tuya y la mía sólo juega a disfrazarse. Los dejo, voy por mi traje de romántico empedernido.

9 comentarios:

Janbuk dijo...

Ser un EMO al parecer está de moda y aquí en Perú también se puede ver por todos lados a esta "nueva juventud", luciendo vestimentas oscuras con peinados muy al estilo japonés; hace poco un programa les hizo una entrevista, donde se les trataba de hacer reir, pero estos ni se inmutaban, ni siquiera esbozaban una sonrisa, frente a los chistes y carcajadas que se escuchaban en el set.

También han salido reportajes que los muestran como una mutación, que no sólo incluye a los punk, si no que hasta tendrían una cierta influencia de la ideología rasta, por el tema de la paz y el amor.

Sin duda todos en nuestra etapa adolescente hemos tenido algo de EMO, sólo que antes esto era propio del estado de incompresión que todos pasamos a esa edad, ahora los adolescentes lo muestran como una corriente, buscando llamar la atención pero sobre sus "emociones", no es fácil lidiar con cambios emocionales drásticos, ni mucho menos convivir con la depresión, recordemos esta etapa, recordemos nuestras frustaciones, nada es poco a esa edad, esta ideología los hace más vulnerables, como EMO, se sienten identificados y siguen ciertas reglas, propias de toda ideología, sólo que en este caso, las reglas son "maniaco-depresivas" y los pueden de una u otra forma conducir a la muerte.

Para mi no es un tema irrelevante, por que la mayoria de EMO's son adolescentes, chicos que aún no saben que hacer con sus vidas y que sin una guia adecuada y sobretodo sin amor, pueden llegar hacer cosas que los derive a un descenlace fatal y en otros casos pueden quedar marcados para el resto de sus vidas.

Un beso desde Perú Gabriel

Janbuk

El TITO dijo...

Man, yo por eso sigo diciendo si todos sEMOS iguales, pa que tanto pedo

am dijo...

Todos somos raros. Sólo que ellos necesitan de un grupo con nombre y todo. Pero de original y contracultural no le veo mucho. Creo yo...

k dijo...

Oh yo no los entiendo muy bien. Pero bueno me da igual, ya el tiempo dirá, si serán "revolucionarios" y simplemente estúpidos.

Latamoderna dijo...

Esa es la cuesión, no entiendo el concepto emo, pero de todas formas, cada quién es libre de expresarse como quiera siempre y cuando no lastime a otros, y la neta no creo que estos lo hagan.

Imagínate que comiencen a cazar a los bloggeros, a los románticos, a los cursis, a los ñoños, a los fresas, a los intelectuales o pseudointelectuales, a los depresivos y hasta a los mamones...

Tolerancia...

Alviseni dijo...

yo también tengo un primo emo. es supersensible a ese estigma social y me gusta molestarlo. en fin: adolescentes confundidos y que gustan o son aorillados de alguna manera a adoptar una identidad colectiva. una lástima.


saludines.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Todos hemos pasado por alguna " corriente" en nuestra búsqueda de la propia identidad.Mirá vos,qué casualidad
Yo también me quedé con el traje que vas a buscar en la última frase.
y dibujaste una sonrisa en mi cara,gracias.

gabriel revelo dijo...

jan: aquí también han hecho infinidad de programas sobre los emos, pero aquí sí los hicieron reír. lo ideal sería que todo éste asunto de los emos fuera una simple moda y no un problema que puede llevar incluso a varios suicidios. esperemos que no. un beso hasta perú.

tito: exacto, todos somos iguales...

am: je je, y yo soy de los más raros... ¡mira que eso de tener un blog!

k: ¡claro!, como siempre el tiempo será el mejor juez... gracias por tu visita.

lata: 'mucha tolerancia', esa es la cuestión... no tienes una idea de como te extrañaba éste blog.

alvi: pareciera que así como todo mundo tiene un jetta (al menos en la cabeza), también todos tienen un familiar emo.

mariel: ¡gracias a ti por siempre subirme tanto la autoestima con tus comentarios!

Anónimo dijo...

jajajajaja

"...todos sEMOs iguales..."

Demonios.

EMOcional. ¡Claro que todos somos EMOS!

- Jonathan