lunes, 16 de julio de 2012

Karaoke Coreano



Fue hace meses cuando en una plática una amiga mencionó la existencia de estos lugares.

-¿Han ido a un karaoke coreano?

Le contestamos que no, y además le preguntamos sobre la diferencia entre un karaoke convencional y uno coreano.

-Es otra cosa. Hay canciones en coreano, está lleno de luces, son cuartos personalizados y hasta te dan unos panderos electrónicos.

Aunque acordamos que algún día visitaríamos un sitio de estos, jamás pensamos que sería una experiencia divertidísima. Para empezar, dar con estos lugares no es tan fácil. Por alguna razón que ignoro estos negocios se mueven en la clandestinidad. Dar con referencias sobre ellos no es tan fácil. Así dimos con los datos del ‘London Karaoke’, que según averiguamos después, es el mejor de su tipo en la Ciudad de México. En ese lugar celebraríamos el cumpleaños de mi novia, quien por cierto, desde hace meses tiene una extraña fijación con la cultura sudcoreana.

El London se ubica en el tercer piso del edificio marcado con el número 167, en la calle de Londres, casi esquina Florencia, en la Zona Rosa de la Ciudad de México. Hay varios karaokes en la zona, pero no ha que confundirse, aunque en el mismo edificio vean varios negocios similares, el bueno es el London Karaoke.

La aventura inicia desde que se pone un pie dentro del edificio y se camina por un pasillo hasta la puerta del elevador (que está junto a la puerta trasera de un bar). Después de subir por el ascensor y llegar al tercer piso se tiene la sensación de ya no estar en el Distrito Federal, sino en Seúl. Carteles y publicidad con símbolos orientales. Algo flota en el ambiente que hace al visitante sentirse extranjero.


Lo primero que llegó hasta nuestros oídos fue música. Varias personas cantando, risas, gente feliz. Sin embargo todas las puertas de aquel piso se encontraban cerradas, menos una, que es donde hay una especie de recepción con una pequeña sala en donde una familia coreana nos dio la bienvenida.

Nunca supimos si todos nacieron en el país asiático o si son descendientes de coreanos. Lo cierto es que desde que nos vieron nos trataron amablemente. A pesar de hablar muy poco español, uno se consigue hacer entender con ellos. Ahí dimos nuestros nombres, checaron nuestra reservación y nos dirigieron hacia un amplio pero acogedor cuarto.


Una sala amplia para que todos los asistentes estén cómodos. En medio una gran mesa para colocar alimentos y bebidas. Enfrente, un escenario con dos micrófonos y una pantalla. Contrario a lo que ocurre en otros karaokes, aquí son los propios clientes quienes eligen que canciones cantar. Basta seleccionar el número de melodía, pulsarlo en un curioso y moderno control remoto, y listo. Además de un amplio repertorio en español, el London Karaoke cuenta con catálogos para interpretar piezas en coreano, inglés, japonés y chino.


Y sí, había panderos electrónicos. 


El cuarto sólo está iluminado por unas luces tenues, que le dan un toque íntimo y de confianza. Uno deja de temer hacer el ‘panchazo’ mientras canta, pues se encuentra en un espacio cerrado en el que sólo están tus conocidos. Si se desea pedir algo de tomar o algún refrigerio coreano, lo único que se debe de hacer es tocar un timbre ubicado cerca de la puerta. A los pocos minutos un mesero hace su aparición. Las cuentas se manejan de manera individual, así cada quien paga lo que consume sin preocuparse de ser desfalcado por lo que otros toman. Por cierto, los precios son muy accesibles.

De pronto, las luces del cuarto se tornan con extraños colores que dan un efecto láser-sicodélico al lugar. En un ambiente así de festivo a todos se les va la pena. Yo, que soy bien ranchero para cantar en público terminé cantando un montón de veces. Interpreté con mucho sentimiento varios éxitos de Luis Mirrey, Alejandro Sanz, el Emmanuel, José José y Enrique Guzmán, entre otros.



Después de horas de cantar y casi quedar afónicos, poco antes de las 2 de la mañana el dueño hace su aparición para decirnos que están a punto de cerrar. Aquí sí, por más que se ruegue no hay ni tantita flexibilidad. Los coreanos, como buenos asiáticos, son muy disciplinados con sus horarios.

Se abandona el London Karaoke con ganas de haberse quedado más tiempo y con la promesa de volver muy pronto. Y qué bueno, porque eso quiere decir que la noche fue buena.

Si quieren pasar una noche pintoresca y un tanto surrealista, no dejen de visitar el London Karaoke. Pueden hacer su reservación en los siguientes números celulares:  044 55 16537960 y 044 55 32012100. Hay salas con capacidad hasta para 60 personas.

No se arrepentirán. 

3 comentarios:

bruno dijo...

Thank admin, you site is great.
Visit back my blog here

asiaorientedheart dijo...

Me gusto mucho tu articulo. (Disculpa que no ponga acentos pero mi ex, que es coreano, cofiguro mi lap para poder escribir en Hangul y ahora ya no puedo llamarle para que venga a cumplirme o me deje como estaba jaja! ).
Bueno, ya dije que me gusto tu publicacion. Admiro mucho a la cultura y la gente Coreana.
Conozco todos los karaokes coreanos de la cd y ademas me se canciones en el idioma! Recientemente me mude a Cd de Mexico y me gusta mucho, las posibilidades en esa cd son mas tangibles que en ninguna otra cd de Mexico. Aqui encuentre lo que vine a buscar y tambien ya lo dije, que mi ex es Coreano, pero eso ya fue, y si no fue con el, pues con alguien mas sera. Pero yo de aqui no me voy si no es directo a Seul.
Un saludo y talvez un dia nos encontremos en algun karaoke coreano.

RMC dijo...

Hola, por favor hombres conocedores de karaokes coreanos, podrian pasarme el numero de contacto de uno o mas, me urgue para una despedida de soltera y en el London no tienen disponibilidad!!!!
Mil gracias!!