sábado, 14 de junio de 2008

¿365 días más?

Ya lo decía yo: nada de normal y sí mucho de particular, tenía el que ayer a primerísima hora, una compañera del trabajo me pidiera que le regalara una moneda.

La denominación era lo de menos, por eso no me costó mucho obsequiarle una reluciente moneda de 50 centavos. Intrigado le pregunté para qué la quería. Ella, valiéndose de cualquier tipo de artimañas, se las ingenió para cambiar de tema. Mi desconcierto creció cuándo vi que a otros compañeros de trabajo (todos hombres) les pedía lo mismo: una moneda. Varios pensamos que quizá nuestra compañera había olvidado su dinero en casa, quería comprarse un desayuno o simplemente quería ver cuánto podía obtener de nosotros; sin embargo, cesó de pedir monedas cuando juntó 13 y corrió a comunicárselo a sus amigas, las cuales le hicieron fiestas y festejaron con ella como si algo increíble hubiera pasado.


Esta mañana, al comentar la anécdota, otra compañera del trabajo develó por fin el misterio de las mondas: ayer fue 13 de junio, día de San Antonio, patrono de las causas románticas, encargado de ponerle remedio al mal de amores y a la odiosa soltería. Según me contaron, la tradición dicta que aquellas mujeres que deseen encontrar pareja, deben reunir 13 monedas regaladas por 13 hombres diferentes, guardarlas en una bolsita roja, llevarlas al templo de San Antonio y ofrendárselas con el fin de que San Antonio les haga el milagrito. Sin olvidar, claro, poner una imagen del santo volteada en casa En el caso de que el devoto y solicitante sea hombre, el procedimiento es el mismo, sólo que en lugar de pasadores, tendrá que juntar 13 pasadores.

Lo malo es que hoy es sábado y la “promoción” ya pasó. No soy supersticioso ni creo en estas cosas, pero mínimo pudieron avisarme. Ahora tendré que esperar todo un año, lo cual en mis condiciones es una eternidad. Quizá hubiera sido mejor no saberlo, así me hubiera evitado el sentimiento de impotencia por no haber hecho nada de lo mucho que se supone, los que andamos en busca del amor debemos hacer el 13 de junio. Porque claro, lo más probable es que tras haber juntado los pasadores (lo cual ya hubiera sido una proeza, pues no imaginó a 13 mujeres sacrificando su peinado, sólo para que un pobre diablo haga tratos dudosos con un santo) no hubiera pasado nada… pero ¿y si San Antonio nos regalaba el milagro? ¿Quién puede resistirse a la posibilidad de recibir del mismo cielo, el regalo del amor?

Lo de las monedas es entendible, pues son tiempos difíciles y a nadie le cae mal un dinerito extra, pero sepa Dios para qué quiere Saint-Anthony tantos pasadores.

Lo único de lo que estoy seguro es que gracias a mi ignorancia me condené a la soltería durante los próximos 365 días (bueno, 364 si descontamos hoy). Mi última esperanza (ya muy desesperada e idiota) será poner de cabeza, una imagen de San Antonio en este blog, y no la voltearé hasta que el dichoso santo cumpla en mi persona con el deber que su envestidura de patrono del amor le confiere.


Si prefiere que durante el próximo año toda la sangre del cuerpo se le vaya al cerebro, allá él.

12 comentarios:

Ross dijo...

JJJJJajajajaja nos condenaste a ser solteros otros 365... vez ... ni como ayudarnos .... proximo año recuerdanos la promoción con tiempo
jajajajaja

abrazos...

Anónimo dijo...

ME ENCANTO LO QUE ESCRIBISTE, JAJAJA ESTOY MUERTA DE RISA Y DEJAME DECIRTE ALGO, SI NO LO PIDES CON FE EL SANTO NO REALIZA EL MILAGRO, YA QUE YO LO TENGO DE CABEZA DESDE HACE YA UN PAR DE AÑOS Y SIGO SOLTERA... JAJAJA YO CREO QUE EL YA LE PIDIO A DIOS VIVIR EL MUNDO AL REVEZ Y ES POR ESO QUE NO LE PREOCUPA ESO DE QUE LA SANGRE SE LE VALLA AL CEREBRO. JAJA

gabriel revelo dijo...

ross: pus sí, condenados un año más, y creemé, el otro año no se me pasará, yo te aviso.

anonima: interesante tu teoría. tienes razón, el mundo está al reves y por eso las cosas ya rara vez salen como las deseamos.

Alviseni dijo...

bueno, yo siempre he diferido. creo que lo mejor es mantener una actitud no tanto pasiva, no solo con respecto a ese tema si no en todo en la vida. esta es demasiado importante para dejar su curso al azar...santos y eso. en fin.



re greetings ;)

Delirio dijo...

Ja,ja a mi cada año se me olvida eso de preveer andar pidiendo moneditas pero si las cicunstancias lo ameritan tal vez podamos llevar la ofrenda juntos el proximo año o por lo menos organizar alguna rifa :-)

gabriel revelo dijo...

alvi: eso sí, aunque una ayudadita celestial nunca está de más je je, saludos!!!

deli: ya estás, el otro alo hay rifa (esperemos no llegar hasta ese punto).

Anónimo dijo...

AMIGOS, CUAL ES LA PRISA RECUERDEN ESE DICHO QUE "AMOR Y MORTAJA DEL CIELO BAJA", ASI QUE TOMEN LAS COSAS CON CALMA IGUAL DICEN QUE "A CADA CAPILLITA LE LLEGA SU FIESTESITA" Y NO DUDO QUE SU MEDIA NARANJA ANDE POR ALLI RONDANDO Y USTEDES NI SE HAN DADO CUENTA, Y OTRA COSA DISFRUTEN LA SOLTERIA.

gabriel revelo dijo...

anónimo: creo que en mi caso, ya disfruté la soltería de más je je. (pero mucho más)

Anónimo dijo...

Gabriel no te alarmes apenas tienes 26, cual es la prisa. Mucha suerte!!

Karla dijo...

Hola! esta muy padre todo lo que escribiste, yo tambien me reí y el año pasado cuando fui día de San Antonio la mamá de una amiga nos dijo que "era el día" jaja solo que ya era tarde y no le llevamos ni flores y no sabia lo de las monedas asi que este año lo pondre en práctica ya casi se acaba enero y falta menos tiempo :)
La verdad es que yo si tengo a San Antonio de cabeza y ya hasta le puse su veladora pues como dijieron anteriormente quién quita y ocurre un milagro desde el cielo.
Un abrazo y veras que tarde que temprano conoces a tu otra parte...♥

Anónimo dijo...

PUES YO SI FUI A DEJARLE LAS MONEDAS, EL LISTON ROJO Y LA VELADORA A PARTE LO TENGO DE CABEZA CASTIGADITO EN MI CASA, ESPERO Y PRONTO SE ME CONCEDA EL MILAGRO :)

Anónimo dijo...

buuuuuuuuuuuu